La trama delictiva de Vitaldent, al desucbierto

Las clínicas propias y algunas franquicias hacían pagos de entre de diez mil y doce mil euros mensuales...

Actualizado:

Las clínicas propias y algunas franquicias hacían pagos de entre de diez mil y doce mil euros mensuales en negro. Ese dinero generaba 17.250.000 euros anuales según la policía. A partir de ahí, se blanqueaba el dinero a través de pagos por servicios ficticios a empresas radicadas en Holanda, Luxemburgo, España y Suiza. El dinero limpio regresaba a España y financiaba los gustos exquisitos del propietario de Vitaldent, Ernesto Colman: coches de lujo, fincas, viviendas y hasta aeronaves.