Tecnología cuántica para resolver los problemas que hoy no tienen solución

Ciudades, coches, libros... Todo está diseñado a la medida del ser humano. A las dimensiones del...

Actualizado:

Ciudades, coches, libros... Todo está diseñado a la medida del ser humano. A las dimensiones del mundo que somos capaces de ver y tocar. Pero a escala microscópica, la materia se comporta de forma muy distinta: entra en juego la física cuántica. Los materiales topológicos son un ejemplo de ello. Por eso pueden comportarse, al mismo tiempo, como aislantes y conductores de la electricidad. La XXIV Escuela Internacional de Verano Nicolás Cabrera, organizada con el apoyo de la Fundación BBVA, reúne en Miraflores de la Sierra (Madrid) a una veintena expertos en esta materia y a casi un centenar de participantes de trece países. Gracias a estos materiales se abre la puerta a la computación cuántica, que permitirá descodificar el genoma humano, predecir el movimiento de moléculas para diseñar fármacos y crear un sistema de encriptado infinitamente más seguro que el actual.-Redacción-