Soriano acusa al Gobierno de «castigo» a los madrileños al bloquear su segundo canal

laOtra debería haber comenzado su emisión en pruebas. Una prohibición del Ministerio a Retevisión ha «bloqueado» el lanzamiento del segundo canal madrileño

S. CAMPELO/
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La televisión autonómica de Madrid no va a escatimar «ningún esfuerzo jurídico» contra la decisión «arbitraria e injustificada» del Gobierno de «bloquear» la emisión en analógico de su segundo canal, laOtra. El director general de Telemadrid, Manuel Soriano, denuncia al Ministerio de Industria de «discriminación a los madrileños» al denegar la emisión gratuita y accesible de este canal que actualmente se emite en televisión digital terrestre (TDT) y que esta semana debería haber comenzado las pruebas de sus emisiones en analógico. «Es un hecho de máxima gravedad -tilda Soriano-, el ministerio de Montilla ha prohibido a Retevisión que emita nuestro canal para lo que han aducido razones jurídicas sin fundamento y discutibles».

El pasado 29 de julio, el director de Telecomunicaciones remitió un escrito a Telemadrid en el que comunicaba la imposibilidad legal de introducir un segundo canal analógico en aquellas comunidades que no lo tuviesen antes de que entrara en vigor la Ley de impulso de la TDT. «En ese proyecto de ley ni siquiera se hablaba de los segundos canales -protesta Soriano-, se incluye en una enmienda transaccional de última hora en el Senado, una modificación ideada ad hoc a Telemadrid».

Esta es la segunda vez que el Ministerio se muestra contrario a la emisión analógica de laOtra. «Aquella denegación del 25 de febrero se fundamentaba sólo en potenciales y futuros problemas técnicos; ahora que hemos demostrado que no existen tales impedimentos nos hablan de esta imposibilidad legal. Esto es una grave agresión a la libertad de expresión, inaudita en un estado de derecho y que discrimina a los ciudadanos madrileños frente a los catalanes, vascos, gallegos y andaluces, que sí tienen dos canales de ámbito autonómico».

A juicio del director general de Telemadrid, la prohibición de Montilla «castiga a los madrileños y sólo beneficia a una opción partidista diferente a la del PP y forma parte de un contexto político de asfixia o agresión del Gobierno hacia la Comunidad de Madrid. Es evidente que el espacio que no ocupe Telemadrid lo puede usar otra empresa». La petición del segundo canal analógico data de noviembre de 2004 y está respaldada por la Asamblea de Madrid y la propia presidenta regional, Esperanza Aguirre.

Por su parte, Industra declaró ayer que un segundo canal analógico en Madrid «no estaría dentro de la ley. No podemos darle la autorización porque ya disponen de una licencia digital».