Soraya Sáenz de Santamaría: «El verano del «Tractor amarillo» fue el más hortera de todos»

Soraya Sáenz de Santamaría: «El verano del «Tractor amarillo» fue el más hortera de todos»

ITZIAR REYERO | MADRID
Actualizado:

Dieciocho años separan a la portavoz popular en el Congreso de la jovencita de la fotografía y, sin embargo, Soraya Sáenz de Santamaría habla de aquel verano en Comillas como quien relata con precisión el pasado más inmediato. Corría el año 1991 y, a sus veinte años, esta joven estudiante de Derecho disfrutaba de sus primeras vacaciones sola. «Ya había estado en algún campamento infantil, pero tuve la desgracia de que mi padre se apuntaba siempre como monitor... Tú fíjate, te vas de campamento para librarte y tu padre se coge las vacaciones para ir contigo... eso me tuvo traumatizada», bromea la política vallisoletana.

Aquel año, el primero de una saga veraniega en el camping de Comillas, Soraya y cuatro amigas de la facultad se montaron en un tren dirección al norte. «Era el plan perfecto, nos levantábamos, estábamos de cháchara en la tienda, bocata en la playa y, por la noche, de fiesta». Cuenta Soraya que pasear por Comillas en esas fechas era como recorrer la calle de Santiago de Valladolid. «Nos conocíamos todos. Antes del verano, los chicos de clase nos preguntaban por nuestros planes, pero nunca se lo decíamos hasta el último minuto. Porque si no -matiza- nos tocaba aguantarlos otro mes más». Aun y todo, terminaban por juntarse siempre los mismos con las mismas caras; de Derecho, Económicas y Medicina metidas en el saco.

En aquellos días, la número uno del PP en el Congreso ya ejercía de hábil y dispuesta lideresa entre sus amigas. «No sé por qué, pero siempre que había un problema me tocaba a mí encabezar la delegación organizadora», recuerda esta abogada del Estado que acabaría los estudios con el mejor expediente de su promoción. Un buen día el camping se inundó, y Soraya y sus amigas tuvieron que marcharse con la mochila a otra parte. «Acabamos en un piso que unos compañeros de la facultad tenían alquilado en Suances. Y claro, esa noche, según volvían a casa, no daban crédito... ¡cinco chicas durmiendo en un sofá!».

Soraya Sáenz de Santamaría lo tiene clarísimo. El de 1991 fue «el verano más hortera de todos». «Figúrate, la canción de moda era el «Tractor amarillo»; en la tele se veía «Sensación de vivir», con Brandon y Brenda... y «Los vigilantes de la playa». ¡Ese año fue total!», resuelve la diputada del PP. Sin embargo, ella llevó sus veinte años con la normalidad que le permiten a una las hormonas a esa edad. «Por aquella época no estábamos tan interesadas en los chicos. No era como ahora. Yo, por ejemplo, empecé a pintarme tardísimo, me ponía morena y me daba igual», afirma la dirigente popular.