Soraya Rodríguez tiene en su mesa una oferta de Ciudadanos para integrarse en la lista europea

La oferta es anterior a su anuncio de abandonar la militancia socialista y Rodríguez no ha tomado todavía una decisión sobre su futuro.

MadridActualizado:

La exportavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, tiene una oferta encima de su mesa para integrar la lista de Ciudadanos al Parlamento Europeo que encabeza Luis Garicano. Una operación que confirman tanto fuentes de su entorno como desde la formación liberal.

No obstante, la ex dirigiente socialista no tiene tomada todavía una decisión. Según ha podido saber este diario, la oferta es anterior a la decisión de Rodríguez de abandonar la militancia del PSOE. Soraya Rodríguez ha solicitado hoy formalmente su baja como militante socialista.

Diputada hasta la legislatura recién agotada, Rodríguez fue una de las figuras importantes del partido durante el mandato de Alfredo Pérez Rubalcaba. Pero desde que Pedro Sánchez se hizo con los mandos del partido por primera vez en 2014 Rodríguez siempre estuvo enfrente. En esa primera campaña apoyó a Eduardo Madina y en el último proceso lo hizo con Susana Díaz.

Crítica con el discurso de Sánchez sobre Cataluña y con su gestión interna del partido, la ex dirigente socialista daría en cualquier caso este paso en calidad de independiente y sin ninguna pretensión de afiliarse al partido.

Tras muchos años de militancia en el PSOE Rodríguez tiene ante sí esta disyuntiva. La oferta tienen también un importante enfoque personal. Y ahí es clave la figura de Luis Garicano, cabeza de lista de Ciudadanos al Parlamento Europeo. Ambos se conocen personalmente desde hace muchos años porque son de Valladolid. Incluso Rodríguez llegó a trabajar con la madre del economista.

Rodríguez ya fue eurodiputada entre 1999 y 2004. Tras acabar ese mandato fue elegida diputada en el Congreso por primera vez. Siendo en ese primer mandato portavoz de la Comisión Mixta de la Unión Europea. Tras revalidar el PSOE el Gobierno en 2008 fue nombrada Secretaria de Estado de Cooperación Internacional al Desarrollo en ese último mandato.

Recientemente la dirección socialista la apartó del cargo como vicepresidenta primera de la Delegación española en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa. Fue purgada tras sus críticas a la figura del relator aceptada por el Gobierno en sus conversaciones con los independentistas: «Ni mediadores, ni relatores. El diálogo entre el Estado y una CCAA necesita respeto a la Constitución, al Estatuto y a las instituciones», había escrito días atrás.

Su perfil reforzaría los intentos de Ciudadanos por diferenciarse de Vox. En su actividad antes de entrar en política Soraya Rodríguez fue abogada del centro de información Derechos de la Mujer y Casa de Acogida a Mujeres Maltratadas. En el Ayuntamiento de Valladolid fue Directora del Centro de la Mujer.

La formación de Albert Rivera ha abierto las puertas de sus candidaturas a antiguos dirigentes de PP y PSOE, en un mensaje que pretende replicar los nichos por los que pretende crecer en el electorado. En los últimos días ya ha sumado a figuras socialistas como Joan Mesquida, que será cabeza de lista al Congreso de los Diputados por Baleares, o al exministro de Trabajo, Celestino Corbacho, que va a reforzar la candidatura de Manuel Valls a la alcaldía de Barcelona.