Sogecable absorbe a Vía Digital y nace la nueva plataforma: Digital +

ABC
Actualizado:

MADRID. Sogecable y Telefónica culminaron ayer el proceso de fusión de Canal Satélite y Vía Digital, que da lugar a la plataforma única de TV: Digital +. Sogecable absorbió a Vía Digital mediante una ampliación de capital de 28.980.617 acciones que fue suscrita íntegramente por los propietarios de la plataforma de Telefónica. De esta forma se cierra el proceso iniciado el pasado ocho de mayo de 2002 con el acuerdo suscrito entre Jesús de Polanco y César Alierta.

Sogecable ha ampliado su capital social en 57.961.234 euros mediante la emisión y puesta en circulación de 28.980.617 nuevas acciones, de dos euros de valor nominal cada una. Los suscriptores son Telefónica de Contenidos, S.A.U.; DTH Europa, S.A.; Televisión de Galicia, S.A.; Televisión Autonómica de Valencia, S.A.; Televisión Autonómica de Madrid, S.A.; RTL Group Communications, S.L.; Unidad Editorial, S.A.; Radio Popular, S.A (COPE); Federico Doménech, S.A.; Difusora de Información Periódica, S.A. (EPOCA); Promociones Periodísticas Leonesas, S.A.; TVC Multimedia S.L.; Galaxy Entertainment Iberoamerica S. L.; y Media Park S. A.

Tras este canje de acciones, Telefónica tendrá el 22,23 por ciento de Sogecable, mientras que las participaciones de Prisa y Groupe Canal+ serán de un 16,38 por ciento respectivamente, si bien Telefónica ha renunciado al ejercicio de los derechos políticos y su representación en el nuevo consejo será similar a la de Prisa y Groupe Canal +.

Prisa seguirá siendo responsable de la gestión de la compañía, según recoge un comunicado difundido ayer por Sogecable. El acuerdo suscrito entre Sogecable y Telefónica recoge la voluntad de esta última compañía de permanecer en el accionariado de Sogecable durante un mínimo de tres años.

A partir de ahora, Digital + ofrecerá ocho paquetes distintos. Los abonados a Canal Satélite y Vía Digital podrán mantener un conjunto de canales equiparable al que ya disfrutan o abonarse a una de las nuevas opciones. No obstante, y a falta de conocer los precios, la nueva configuración obliga a los aficionados que quieran disfrutar de todos los canales de cine, por ejemplo, a suscribirse al paquete más caro.