El portavoz parlamentario de Compromís, Joan Baldoví, se dirige a la Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados en Madrid
El portavoz parlamentario de Compromís, Joan Baldoví, se dirige a la Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados en Madrid - EP

Los socios de Iglesias insisten en buscar un acuerdo para formar gobierno a pesar del «pesimismo»

Baldoví: «Ayer hablé con Iglesias. Estaba muy pesimista pero, efectivamente, no cerraba la última puerta a un acuerdo»

MadridActualizado:

Cada jornada que pasa es un día menos y el margen para negociar se achica. Los potenciales socios del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, están apremiando a éste y al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, para que lleguen a un acuerdo antes de que se disuelvan las Cortes el día 23 y evitar así otras elecciones generales.

Antes de entrar al Pleno, en los pasillos del Congreso, el portavoz parlamentario de Compromís, Joan Baldoví, ha expresado que si antes era «muy optimista», en estos momentos es «muy pesimista» porque considera que está cada vez más cerca de un 10-N. «Ayer hablé con Pablo Iglesias al bajar de la tribuna, estaba muy pesimista pero, efectivamente, no cerraba la última puerta a un acuerdo», ha explicado Baldoví.

A pesar del fracaso de la segunda reunión de los equipos negociadores de PSOE y Unidas Podemos ayer en el Congreso, Baldoví ha querido hacer una llamada al entendimiento apoyado en la tesis que defienden los dirigentes morados. «Lo que era bueno en julio puede ser un buen punto de partida», ha expresado el portavoz valenciano. «Si el PSOE ofrece esto yo de ser Podemos no lo rechazaría. Si era sincero el ofrecimiento de julio ¿Por qué no desbloqueamos por ahí?», ha insistido después.

También el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha explicado a su llegada al Hemiciclo que «el acuerdo estaría prácticamente cerrado» si se retoma la oferta de julio. El líder del PCE, Enrique Santiago, subrayó anoche en RTVE que cada vez que han cedido «el PSOE ha puesto un nuevo impedimento para seguir negociando».

Sánchez se enfrenta hoy a Iglesias en la primera sesión de control al Ejecutivo después de más de seis meses. El duelo entre ambos secretarios generales determinará si queda alguna oportunidad para formar Gobierno. «Espero que en lugar de profundizar en las hostilidades podamos salir hoy de aquí con alguna esperanza de tender algún puente», ha dicho Baldoví. «Espero que se abra un nuevo camino», ha expresado Garzón por parte.

Esa es la pregunta que la dirigencia de Unidas Podemos trasladó ayer a los socialistas durante el encuentro. Fuentes del grupo confederal explicaron que no aceptarán una oferta menor de la que rechazaron en julio –una vicepresidencia social y las carteras de Igualdad, Sanidad y Vivienda– y seguirán apretando a pesar de que el PSOE haya roto las negociaciones.