José Rosiñol, presidente de Sociedad Civil Catalana (SCC)
José Rosiñol, presidente de Sociedad Civil Catalana (SCC) - EFE

Sociedad Civil Catalana (SCC) tiende la mano a la ANC y Òmnium Cultural para «rebajar la tensión»

El presidente de Sociedad Civil Catalana (SCC), José Rosiñol, insta a iniciar un diálogo, tras constatarse, a su juicio, que el proceso independentista «es un fracaso absoluto»

EFE
BarcelonaActualizado:

El presidente de Sociedad Civil Catalana (SCC), José Rosiñol, ha tendido nuevamente la mano a la Asamblea Nacional Catalana y a Òmnium Cultural para «rebajar la tensión» e iniciar un diálogo, tras constatarse, a su juicio, que el proceso independentista «es un fracaso absoluto».

Rosiñol ha intervenido hoy en las jornadas sobre «La Democracia Constitucional en el siglo XXI», organizadas por la entidad Sociedad Civil Catalana, justo antes de la clausura a cargo del actual titular de Exteriores, Josep Borrell, y con la presencia del exministro de Exteriores Josep Piqué, el alcalde de Lleida, Àngel Ros, o el presidente de Freixenet, Bonet.

En su discurso, Rosiñol ha recordado que «cada vez que SCC hace un acto, aparecen unos señores intentando boicotearlo, los llaman CDR o no sé cómo... quizá ha llegado el verano y el fin de semana y la actividad revolucionaria baja cuando la gente se va a la playa», ha ironizado.

En este sentido, ha añadido de que su convencimiento de que «el Procés es un absoluto fracaso institucional, político, social, democrático. Es intentar imponer una visión única, excluyente y decimonónica a una sociedad abierta como es Cataluña y España», ha afirmado.

Rosiñol ha recordado, por ejemplo, que las elecciones del 21D se dieron en un contexto de aplicación del 155 y de políticos «lamentablemente» en prisión. «Con un escenario de ese tipo, sacaron un 47 % de los votos. Es el fracaso del proceso independentista y es nuestro éxito. El 21D fue el principio del fin del proceso», ha enfatizado.

Por otro lado, el responsable de Sociedad Cultural Catalana ha añadido0 que «los líderes del procés no son valientes y no se atreven a decir públicamente la verdad», sino que «continúan con un relato torticero, intentando mantener en el tiempo este gran engaño».

Frente a ello, ha mostrado el compromiso de su entidad en que «los espacios públicos vuelvan a ser de todos y seguir trabajando para que solo haya una Cataluña y seamos todos catalanes de primera», y en esa línea ha "tendido la mano a todos los agentes sociales como la ANC y Òmnium para rebajar la tensión social».

Rosiñol ha considerado que SCC «representa lo mejor de toda Cataluña, la gente normal que no deberíamos estar en estos micrófonos, sino como los CDR, en la playa con nuestras familias».