Los socialistas se desploman y también pierden el Gobierno vasco
El lendakari Patxi López, en el Parlamento vasco - efe

Los socialistas se desploman y también pierden el Gobierno vasco

Empate técnico entre el PNV y la «izquierda abertzale» en las próximas autonómicas, según el Euskobarómetro. El PP mejora sus resultados de 2009

BILBAO Actualizado:

El “annus horribilis” del PSOE, que ha sufrido el mayor el mayor descalabro electoral de su historia en los comicios locales y generales de 2011, lleva camino de extenderse hasta 2013. A la espera de lo que ocurra en Andalucía, según los datos de una encuesta de estimación electoral difundida por el Euskobarómetro de la Universidad del País Vasco los socialistas también se hunden en esta comunidad y en las próximas elecciones autonómicas –previstas para dentro de un año- perderían el Gobierno “del cambio”, sustentado por el apoyo exterior del PP, que sí mejora sus resultados de 2009.

La irrupción de la autodenominada “izquierda abertzale” alterará drásticamente la configuración de la actual Cámara. Según el sondeo realizado entre noviembre y diciembre, de celebrarse hoy los comicios vascos, habría un empate entre el PNV y la vieja Batasuna, que aún no ha desvelado si concurrirá en coalición (Bildu, Amaiur) o en solitario, a la espera de que el Constitucional se pronuncie sobre Sortu.

Con los datos del Euskobarómetro en la mano, el PSE de Patxi López obtendría 100.000 votos menos que hace cuatro años, lo que supone la pérdida de nueve de sus actuales 25 asientos en el Parlamento de Vitoria, quedando con 16. Pese a que los populares de Antonio Basagoiti mejorarían sus resultados –se imponen en Álava- y sumarían un escaño (14), en ningún caso será posible la reedición del pacto para un gobierno constitucionalista en Euskadi. La mayoría parlamentaria se cifra en 38 parlamentarios.

El PNV aún debe desvelar quién será su candidato a presidir Ajuria Enea en 2013

La pugna por la hegemonía en el nacionalismo vasco será cerrada. La encuesta refleja un empate virtual entre el PNV y Batasuna. Los de Iñigo Urkullu, que aún deben desvelar quién será su candidato a presidir Ajuria Enea, tienen más papeletas que nadie para reconquistar el poder tras cuatro años en la oposición. Su hegemonía en Vizcaya le permite aspirar a 350.000 votos –obtendrían entre 22 y 23 escaños frente a la treintena actual-, aunque insuficientes para gobernar en solitario.

Entre 19 y 22 escaños para los abertzales

La denominada “izquierda abertzale” entra con fuerza en el Parlamento vasco, donde alcanzaría entre 19 y 22 asientos. Su predominio en Guipúzcoa le hace sumar hasta 280.000 papeletas, consolidándose como la segunda fuerza vasca.

En Álava se impone el PP, que mejora su posición respecto a hace cuatro años –de 13 a 14 parlamentarios-, aunque no podría aspirar a entrar en un hipotético gobierno con el PNV. Del Parlamento Vasco desaparecerían las formaciones minoritarias como IU y UPyD, a la espera de conocer si finalmente Eusko Alkartasuna y Aralar concurren en coalición con los radicales.