Carles Puigdemont al salir de la cárcel de Alemania
Carles Puigdemont al salir de la cárcel de Alemania - AFP

Los socialdemócratas alemanes lanzan como candidata a las europeas a una afín a Puigdemont

Katerina Barley dijo, sobre la libertad del expresidente catalán fugado que es una «decisión correcta» y que «la esperaba»

BerlínActualizado:

La presidenta del Partido Socialdemócrata alemán (SPD), Andrea Nahles, acaba de anunciar como cabeza de lista de su partido en las europeas de mayo a la actual ministra de Justicia alemana, Katerina Barley, la misma que cuando Puigdemont fue puesto en libertad en Schleswig-Holstein dijo que «la decisión es la correcta, la esperaba» y retó al Estado español: «Ahora tendrán que demostrar el delito de malversación y no les resultará fácil». También se felicitó por el hecho de que Puigdemont fuese «un hombre libre en un país libre, es decir, Alemania», todo ello en una conversación con un periodista de Süddeutsche Zeitung que fue después eliminada de la web de este periódico y que llevó al portavoz de gobierno, Stefen Seibert, a desacreditar esas declaraciones contrarias a la postura de Alemania y de la canciller Merkel.

El hecho de que una ministra públicamente desacreditada encabece la candidatura del SPD a las europeas es solo posible por el caos reinante en la gran coalición alemana, aunque fuentes del SPD sugieren que la decisión «no es otra cosa que una patada hacia arriba», y traslada un elemento de caos al grupo parlamentario europeo donde, a río revuelto, ganancia de independentistas. Barley y su visión del problema catalán compartirán grupo parlamentario europeo con el PSOE en un contexto de decreciente poder de Angela Merkel, que en su momento mantuvo firme a Europa frente a ciertos devaneos con la posibilidad de una mediación europea entre Barcelona y Madrid.

Trabajo para Borrell

El ministro español de Exteriores, Josep Borrell, que mantiene el objetivo declarado de corregir ciertas visiones mediáticamente populares sobre Cataluña en Europa, lo tendrá un poco más difícil de lo que pensaba en Estrasburgo. Su nuevo embajador español en Berlín, Ricardo Martínez Vázquez, que acaba de aterrizar dispuesto a cumplir con esa consigna, apenas tendrá tiempo de saludar a la ministra de Justicia antes de que abandone su cargo.

«Estamos en un momento crucial para Europa y éstas serán las elecciones más difíciles que hemos conocido», ha dicho durante la presentación de su candidatura en referencia a «los desafíos que implican el avance de las diversas formas de populismo y la compleja situación creada por el Brexit». Se va dejando su partido en la peor situación de su historia, tras sucesivos reveses electorales en Alemania y muy especialmente tras los comicios del estado federado de Baviera del fin de semana pasado, en los que el SPD cayó a la quinta posición con un 9,5 % de los votos.

Barley, hija de un periodista británico y de una médica alemana habla regular el castellano porque estuvo casada con un español, a quien conoció mientras estudiaba en París y con el que tuvo dos hijos. Actualmente, desde el pasado verano, su pareja es el entrenador de baloncesto holandés Marco van den Berg.