Imagen de archivo de un Policía en Alicante, en octubre
Imagen de archivo de un Policía en Alicante, en octubre - Juan Carlos Soler

Los sindicatos de Policía denuncian que la instrucción de Interior pone «en peligro» su seguridad

El colectivo considera que la instrucción dictada por el Ministerio del Interior tiene como fin abolir la parte del texto que más protege a los agentes

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los sindicatos de Policía han denunciado que la instrucción dictada por el Ministerio del Interior que unifica criterios respecto a la toma de imágenes o el tratamiento de los datos de los agentes, «desactiva una herramienta esencial» para proteger su seguridad «frente al acoso y las amenazas».

En una nota de presa remitida esta noche a Efe, los sindicatos SUP, CEP, UFP y SPP de la Policía Nacional aseguran que la instrucción representa «una mala noticia para decenas de miles de profesionales de Policía Nacional, Guardia Civil, Policías Autonómicas y Cuerpos locales» porque «somete» su trabajo «a un entorno de mayor riesgo» en situaciones de «intentos de señalamiento, amenazas, acoso y persecución por el ejercicio de sus funciones».

Se refieren de este modo a la instrucción que el Ministerio del Interior remitió ayer miércoles a las fuerzas de seguridad en la que recalcaba que la mera toma de imágenes o el tratamiento de los datos de los agentes no constituye infracción si no representa un riesgo o peligro para ellos, su familia, las instalaciones o las operaciones policiales.

Los sindicatos recuerdan en su comunicado que esa Ley Orgánica fue aprobada en 2015 y «recogió una demanda de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de apabullante consenso: proteger mejor a nuestros compañeros frente a un uso indebido, por particulares, de sus imágenes con un fin que pusiera en riesgo su seguridad y la de su familia».

«La imagen de un policía de servicio tomada mediante un dispositivo de grabación constituye un dato de carácter personal, según pacífica interpretación de órganos judiciales. Y su inclusión en redes sociales o soportes de internet de cualquier tipo supone, además, un tratamiento no autorizado que está protegido por otra Ley Orgánica», añaden los sindicatos.

«Buscan abolir parte de la ley»

A su juicio, los «matices» que introduce ahora Interior son sólo «un subterfugio para desactivar ese artículo y lograr que no se pueda aplicar una sanción frente a un comportamiento que amenace la seguridad de los agentes que trabajan en las calles».

Se trata en definitiva, añaden, de «un claro intento de abolir por la vía de los hechos una parte de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana que defiende a los policías nacionales» y de hacerlo «en un ámbito político, escapando de las limitaciones que establece el Poder Legislativo».

Para los sindicatos, el hecho de que el Ministerio del Interior haya elaborado esta instrucción «sin contar con los legítimos representantes de policías nacionales» representa una «falta de respeto», pues recuerdan que en la elaboración de la Ley de Seguridad Ciudadana sí se tuvo en cuenta su opinión.