Firma de Silvia Clemente en el documento entregado a las Cortes que recoge los «cursos ficticios»
Firma de Silvia Clemente en el documento entregado a las Cortes que recoge los «cursos ficticios» - ABC

Silvia Clemente firmó los cursos falsos de su consejería: 43 alumnos fantasma

La entonces consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León entregó el documento con los «cursos ficticios» en las Cortes regionales

MadridActualizado:

Silvia Clemente, la líder regional que dejó el PP de Castilla y León y la presidencia de las Cortes para disputar la candidatura de Ciudadanos en las próximas elecciones autonómicas, firmó de su puño y letra en 2012 los cursos de formación «ficticios» que desveló ayer ABC.

Así lo acredita un documento oficial que Clemente entregó a las Cortes de Castilla y León para responder a una pregunta del grupo socialista. Está datado en Valladolid el 27 de enero de 2012 y cuenta con la rúbrica de Clemente, entonces consejera de Agricultura y Ganadería, máxima responsable del Centro Ecuestre público ubicado en la provincia de Segovia, que la entonces líder del PP impulsó y que visitaba frecuentemente, pues en sus instalaciones competía su hija.

El documento que hoy desvela ABC recoge 21 cursos de formación distribuidos en tres tablas correspondientes a los años 2009, 2010 y 2011. El cruce de correos electrónicos en los que se acordó inventar dos cursos ficticios para pagar una deuda de 40.000 euros y firmar un convenio para liquidar otros 45.000 euros con la Federación de Hípica de Castilla y León sucedió entre los meses de julio y octubre de 2010.

Documento en el que aparecen los «cursos ficticios» de «Guía de turismo ecuestre» y «Técnico de equitación nivel 1»
Documento en el que aparecen los «cursos ficticios» de «Guía de turismo ecuestre» y «Técnico de equitación nivel 1» - ABC

El 7 de octubre de 2010, Javier Trenor, empresario de actividades ecuestres que trabajaba para el Centro Ecuestre de Castilla y León, escribió a las funcionarias de la Consejería de Agricultura y Ganadería responsables del Centro Ecuestre de Castilla y León en el que se generaban los «cursos ficticios»: «El nombre del curso a realizar podría ser “Guía de turismo ecuestre” o “Técnico deportivo en equitación nivel I”».

Coinciden

En el listado entregado por Silvia Clemente a las Cortes de Castilla y León hay un curso supuestamente celebrado unos días después de ese correo electrónico, entre el 26 de octubre y el 20 de noviembre de 2010, que lleva por título «Curso intensivo de guía de turismo ecuestre», lo que proponía Trenor. En marzo de 2011 aparece el segundo supuesto curso y con título idéntico al propuesto para fabricarlo: «Técnico de equitación nivel 1». En el primero aparecen 20 alumnos y en el segundo otros 23, en total, 43 alumnos fantasmas, a tenor de lo expresado en los correos electrónicos. Entre julio y septiembre de 2009 aparecen otros dos cursos con títulos similares, «Guía de turismo ecuestre» y «Técnico ecuestre de nivel 1». Fuentes consultadas por ABC sostienen que los cursos falsos son los imputados a los años 2010 y 2011, aunque cabría la posiblidad de que se pudieran haber incluido en el listado de 2009. En cualquier caso, todas las fuentes consultadas por este diario sostienen que el «apaño» se hizo como revelan los correos electrónicos, y añaden que «las funcionarias obedecían órdenes de arriba».

ABC preguntó a Silvia Clemente si era consciente de que en su Consejería se fabricaron cursos ficticios y se pagaron con dinero público. Fuentes de su gabinete se limitaron a decir que el Centro Ecuestre «dependía de la Dirección General de Industrias Agrarias», es decir, de un subordinado suyo.

Fuentes oficiales de la Federación de Hípica de Castilla y León dijeron ayer a este periódico que asumieron la gestión del Centro Ecuestre en el año 2011, tras la adjudicación concedida por la Consejería de Agriculura en una orden de 18 de mayo de ese año. «La Federación no organizaba los cursos antes de esa fecha, sino que se limitaba a enviar el personal requerido por el Centro, como jueces para los concursos». Respecto al modo de cobrar estos servicios, insisten en que se enviaba al personal y luego se cobraba.

El Centro Ecuestre fue una apuesta personal de Silvia Clemente, en la que se volcó. Lo inauguró en 2008, cuando llevaba un año como consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta, en las instalaciones del Centro de Formación Agraria de Segovia (CFA). La hemeroteca está plagada de visitas de Clemente a las instalaciones, que están próximas a su localidad de origen, y declaraciones de apoyo.

En 2015, Milagros Marcos, sucedió a Clemente en la Consejería y retiró la subvención pública de más de 200.000 euros que Agricultura y Ganadería daba a la Federación Hípica para la gestión de las instalaciones. Silvia Clemente, ya como presidenta de las Cortes regionales, se opuso públicamente: «No se puede retirar el apoyo público al Centro Ecuestre de Castilla y León», al que calificó como «de interesés general» en declaraciones a varios medios.

Clemente, homenajeada

El 14 de enero de 2017, la Federación Hípica de Castilla y León celebró en Valladolid su Gala del Deporte Hípico. Como cierre del acto, la Federación homenajeó a Clemente concediéndole su Distinción Especial «por su apoyo y visión del valor social y potencial económico del sector ecuestre durante su etapa como consejera de Agricultura y Ganadería» de la Junta.

La reconversión del Centro de Formación Agraria de Segovia para albergar el Centro Ecuestre de Castilla y León costó a las arcas públicas algo más de ocho millones de euros, lo que en su momento criticó la oposición.

Los implicados en el cruce de correos electrónicos con el que se gestaron los «dos cursos ficticios» con datos «aunque no sean reales» dijeron no recordar los mensajes por el tiempo transcurrido.