El silencio de Sepúlveda sobre Gürtel espolea a la oposición contra el PP

El exalcalde de Pozuelo se niega a declarar en el Congreso y asiste impasible al interrogatorio de los grupos

MadridActualizado:

El exalcalde de Pozuelo de Alarcón Jesús Sepúlveda, y uno de los principales acusados por participar en la trama corrupta Gürtel, se ha negado este martes a declarar en la comisión del Congreso que investiga la supuesta financiación ilegal del PP. Sepúlveda se ha acogido a su derecho a no responder por estar inmerso en causas judiciales, pero ello no ha evitado la batería de preguntas de la oposición. Sepúlveda ha asistido impasible al interrogatorio de los grupos de PSOE, Podemos, Ciudadanos y Mixto (Bildu), que han recitado los regalos que el exalcalde de Pozuelo recibió de la trama de Correa, incluido el jaguar, las fiestas de cumpleaños de sus hijos o viajes a Eurodisney o Laponia.

En total, según han recordado los grupos, recibió más de medio millón de euros de la trama corrupta. La Fiscalía pide para él 15 años de cárcel. Sepúlveda estuvo casado con Ana Mato, quien dimitió como ministra de Sanidad en 2014 cuando se vio salpicada por este caso. También Mato estaba citada para comparecer hoy en el Congreso, pero excusó su presencia por haber sido sometida estos días a una pequeña intervención quirúrgica.

Siguiendo la recomendación de sus abogados, Sepúlveda ha anticipado al inicio de la sesión que no contestaría a ninguna pregunta. Pero esto no ha hecho más que espolear a la oposición en sus interrogatorios, que han quedado sin respuestas, pero que han extendido un día más la sombra de la sospecha sobre el PP. «¿Cree que con Rajoy se robaba menos que con Aznar?», ha sido una de las preguntas sin respuestas que ha hecho el representante de Podemos.

La diputada del PSOE Soraya Rodríguez ha lamentado que Sepúlveda no explicase a la Cámara algunos hechos que, según ha dicho, han quedado «acreditados» por los investigadores en la primera fase del juicio de la Gürtel. «Todos los regalos lo conoce toda España, no voy a hablar del jaguar, de los coches…», ha relatado la diputada socialista, que ha encuadrado a Sepúlveda como miembro del «clan de Valladolid» dentro del PP que lideró José María Aznar. Primero como ex senador (1993-2003) y luego como alcalde de Pozuelo, desde 2003 hasta 2009, cuando se ve obligado a dimitir al estallar el escándalo de la Gürtel en Madrid.

Relación con Correa

Todos los diputados de la oposición han asegurado que está probado que Sepúlveda recibió suculentas regalías de la Gürtel a cambio de facilitar a la trama contratos públicos. Sepúlveda no se ha defendido de estas acusaciones, aunque en el primer juicio de la Gürtel reconoció esos regalos que justificó por su relación de amistad con Francisco Correa, no como contrapartidas. Solo al final de la sesión, el PP se ha quejado de que los grupos den por hecho lo que no está en ninguna sentencia aún.

El diputado de Bildu Oskar Matute ha recordado que Hacienda le señala a Sepúlveda como beneficiario de más de medio millón de euros de la trama Gürtel y le ha provocado así:

«Probablemente tenga menos estima a la labor de las FCSE que ustedes, pero si yo viera la cantidad de recursos que dedican a mancillar mi buen nombre…» De nuevo, con descrédito, se ha burlado de su relación con Correa: «Quien tiene un amigo, tiene un tesoro».

El diputado de Ciudadanos Toni Cantó ha vuelto a ser el más incisivo. «De lo que estamos hablando es de un mecanismos mediante el cual el PP cogía fondos públicos fundamentalmente para perpetuarse en el poder. Para mantener sus cargos públicos y una red clientelar que en la Comunidad de Madrid era importante».

Cantó ha dejado en el aire una serie de preguntas a las que Sepúlveda a asistido impasible, casi sin pestañear. «¿Quién controlaba sus cuentas desde la dirección nacional? ¿El tesorero del PP de Madrid no controlaba las cuentas del PP de Pozuelo? Parece ser entonces que no había control alguno. ¿El PP era como un reino de taifas, no rendían cuentas? ¿Ni siquiera me va a responder a eso? Tampoco».

Ha continuado así durante todo su turno, con preguntas entre incómodos silencios. «¿Por qué dimitió como alcalde? No dice nada…» «¿Para qué le mantuvo en nómina el PP? ¿Para comprar su silencio? Silencio».

«Es infantil»

Igual que Cantó, el diputado de Podemos Txema Guijarro ha incidido en el Jaguar que supuestamente Correa regaló a Sepúlveda y que la exministra Mato dijo desconocer pese a estar aparcado en el garaje de su residencia familiar. Los diputados han denostado la versión según la cual el exalcalde de Pozuelo se topó en la calle con Correa, que le acompañó a la compra del coche y que insistió en pagar para que luego le devolviera el préstamo privado en mejores condiciones. «Es infantil», le ha espetado Guijarro.

El diputado de Podemos ha entrado en terreno resbaladizo al aludir a su matrimonio con Ana Mato, exdirigente nacional del PP y exministra de Sanidad de Mariano Rajoy. La «farándula nacional» aplaudió a la pareja en «la boda de El Escorial», ha señalado Guijarro sobre el enlace matrimonial de la hija de Aznar, Ana Aznar con Alejandro Agag. El diputado del PP De la Mata se ha quejado ante el presidente de la comisión, Pedro Quevedo: «Las cuestiones personales están fuera del objeto del debate».

La bancada del PP ha lamentado que en esta comisión «cualquier cosa vale, la rigurosidad es cero, todo sirve» y ha emplazado al resto de grupos a interesarse también por otros casos de corrupción que afectan al resto de partidos.

Quevedo le ha despachado así: «Yo entiendo que esté usted incómodo, porque es normal. Estamos en la comisión en la que estamos, si hay que abrir otras comisiones, abramos otras comisiones».