Carmelo y Joseba, dos de los agentes que resultaron heridos en el atentado de Ondarroa, siguen en activo en la Ertzaintza
Carmelo y Joseba, dos de los agentes que resultaron heridos en el atentado de Ondarroa, siguen en activo en la Ertzaintza - L. A. Gómez

«Si hubiéramos salido nos habrían matado a todos»

Se cumplen 10 años del atentado de ETA con 120 kilos de explosivos contra la comisaría de la Ertzaintza de Ondarroa

MadridActualizado:

Hace no mucho y no tan lejos, la banda terrorista ETA preparó un atentado con el que estuvo a punto de matar a una docena de personas en Ondarroa (Vizcaya). Hoy hace diez años, Ibon Iparragirre lanzó dos artefactos menores cerca de la comisaría de la Ertzaintza con el fin de «sacar» del edificio a los agentes y, en ese momento, explotar un coche cargado con 120 kilos de explosivo.

El vehículo estaba colocado con la intención de hacer el mayor daño posible: con el maletero abierto y apuntando hacia la puerta. Los dos primeros artefactos menores eran el cebo perfecto, pero por fortuna no explotaron. «Si hubieran estallado, habríamos salido fuera y hoy estaríamos todos muertos. Por suerte, no le vimos lanzarlos», recuerda uno de los testigos de aquel ataque.

[Lea la historia completa en «El Correo]