Sanz exigirá el martes a Zapatero que «cumpla sus compromisos»

El presidente riojano, con «voluntad de diálogo y encuentro», trasladará el martes en La Moncloa su exigencia de que no haya discriminaciones entre Comunidades

Actualizado:

S. B.

LOGROÑO. El Estado autonómico y la reforma de los Estatutos, la financiación sanitaria, las infraestructuras, el desarrollo de la lengua española y el futuro de Electrolux serán los principales temas que el presidente riojano, Pedro Sanz, planteará a José Luis Rodríguez Zapatero en la entrevista que mantendrán el próximo martes en La Moncloa. Así lo confirmó ayer Sanz, quien señaló que se trata de «buscar puntos de encuentro y colaboración, con el fin de mejorar servicios» y que el Gobierno «responda a la obligación que tiene de cumplir sus compromisos con La Rioja».

En esta segunda entrevista con Zapatero (la primera fue el 27 de julio de 2004), las infraestructuras ocuparán una parte importante, «con todo lo que preocupa del PEIT, las conexiones con la Autovía del Camino, la autopista o las carreteras nacionales 120 y 232», proyectos en los que desea que el Gobierno central «aclare sus continuos cambios de postura y el calendario de obras». Sanz destacó la importancia de «dar la visión desde la Comunidad sobre la reforma de los Estatutos de autonomía y sobre la financiación autonómica» y se refirió a la «convulsión» que vive España «con un Estado autonómico indefinido, poco concreto, y con enfrentamientos entre Comunidades allí donde debería haber equilibrio y colaboración».

También habló de la relevancia de que no haya «discriminación entre Comunidades», lo que podría producirse «por la financiación de un hospital en Asturias y no en La Rioja». El mandatario riojano prevé abordar todos esos asuntos «siempre con la voluntad de plantear fórmulas de diálogo y de encuentro».

El PSOE pide «cambio de talante»

El PSOE de La Rioja espera que la entrevista sirva para que el presidente riojano «cambie el talante y aparque la confrontación con el Gobierno de España», dijo el secretario regional, Francisco Martínez-Aldama. El dirigente deseó que sea un encuentro «positivo» y vio en su convocatoria una «diferencia importante de talante» entre Zapatero y el anterior presidente, ya que «mientras Aznar no recibió en ocho años a los presidentes regionales socialistas, Zapatero en un año es el segundo encuentro con Sanz».