Sanz espera más que «una foto bonita» de la próxima Conferencia de Presidentes

El presidente riojano anunció que los Presupuestos de la Comunidad para 2006 superarán por primera vez los mil millones de euros

Actualizado:

SONIA BARRADO

LOGROÑO. «No se puede jugar con los 17 presidentes de las Comunidades y con los dos de ciudades autónomas: hay que intentar que sea un éxito de todos porque así será un éxito de las instituciones y del modelo de Estado». El presidente riojano, Pedro Sanz, espera que «dé fruto» la próxima Conferencia de Presidentes, prevista para el 6 de septiembre, aunque «si se ha convocado a través de los medios de comunicación es un mal gesto y, además, no tenemos orden del día ni documentación sobre financiación sanitaria», advirtió. Por ello, avisó de que no esta dispuesto «a que la Conferencia sea la misma foto bonita del pasado año».

El jefe del Ejecutivo autónomo se refería de esta manera a una de las citas políticas para la vuelta de verano durante un encuentro que mantuvo ayer con los medios de comunicación, en el que anunció que el Presupuesto de la Comunidad para 2006 superará los mil millones de euros. Ello supone un incremento del 600 por ciento desde 1995 -cuando llegó a la presidencia-, mientras que la deuda se ha mantenido en las mismas cifras de ese año.

El Presupuesto recogerá la liquidación del ejercicio 2003 que corresponde a la región por la aplicación del actual sistema de financiación y que se eleva a 38 millones de euros, los cuales serán abonados en septiembre por el Gobierno central.

«Apuesta por la proyección exterior»

Según Sanz, la percepción de esta cantidad se debe a que el Ejecutivo riojano ha conseguido generar mayor actividad productiva y económica, así como puestos de trabajo, lo que ha redundado en la recaudación del IRPF y del IVA, mayor de la prevista inicialmente. El presidente indicó que esta buena situación de la región refleja «el modelo de acción política y la dinámica del Gobierno de La Rioja, que planifica, programa y elabora proyectos y también mira al futuro y apuesta por la proyección exterior».

El Presupuesto de 2006 plasmará un esfuerzo «importante» en Sanidad, con unos 60 millones de euros para el nuevo Hospital San Pedro, que será cofinanciado con el Gobierno central, «aunque la oposición no lo quería y lo veía injusto».