El líder de Vox durante su intervención en la tercera sesión de investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez - EP

Abascal ignora a Pedro Sánchez y se dirige al «frente popular»: «Ni venceréis ni convenceréis»

El presidente de Vox emula la estrategia que Sánchez siguió con él el lunes y le hace el vacío

MadridActualizado:

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha emulado la estrategia que el lunes siguió con él el candidato a la presidencia, Pedro Sánchez, y ha ignorado al secretario general del PSOE en el discurso previo a la segunda votación del debate de investidura. Se ha dirigido a sus potenciales socios, el «frente popular», a los que les ha dicho que «ni hoy, ni en septiembre ni cuando se pongan de acuerdo» apoyarán a «la marioneta que quieren poner al frente del Gobierno de España».

«Es mucho más honesto con los españoles y más eficaz dirigirnos hoy a los capos del frente popular que perder el tiempo dirigiéndonos al que va a ser su empleado», ha señalado Abascal en referencia a Sánchez, que junto a sus socios impulsará políticas de «destrucción de las libertades individuales a manos del neocomunismo que representan». El líder de Vox también ha manifestado que no apoyarán «al Gobierno que tiene el salvoconducto de los golpistas», en referencia a ERC.

Abascal también se ha mostrado duro con el PNV, cuya «soberbia», «década tras década», ha llegado a Madrid de la mano de unos «señoritos vestidos de hombres de Estado cuando pretenden romper el Estado». «No apoyaremos nunca un Gobierno que ponga en riesgo la prosperidad de muestra patria», ha insistido Abascal.

Para cerrar su intervención, Abascal ha dicho a los potenciales socios de Sánchez que «si logran colocar a su peón al frente del Gobierno de España» —también se han referido al secretario general del PSOE como «testaferro»— se van «a la oposición frontal» con «toda la fuerza de la sociedad española».

«Ni venceréis ni convenceréis», ha dicho, modificando el «venceréis, pero no convenceréis» de Miguel de Unamuno, antes de finalizar su intervención declarando que «en medio de todas sus traiciones, crímenes e intereses espurios, no tengan duda de que España prevalecerá».