Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, en el congreso del PP - EFE | Vïdeo EP

Congreso PPSantamaría: «Si los militantes no me hubieran votado de forma mayoritaria, yo no estaría aquí, Pablo»

La candidata subraya que sus únicos adversarios son los socialistas, los populistas y los independentistas

Última hora Congreso PP: Soraya Sáenz de Santamaría o Pablo Casado, sigue las primarias en directo

MadridActualizado:

Soraya Sáenz de Santamaría ha sido la primera en intervenir en el Congreso del PP, después de un sorteo que se ha llevado a cabo a primera hora. En su discurso, ha subrayado su legitimidad por ser la ganadora de la primera vuelta, cuando los afiliados inscritos le situaron en primer lugar. Por eso, ha asegurado que si no hubiera ganado, ella no estaría ahí. Y se lo ha dicho directamente a Pablo Casado: «Estaría en tu lista, Pablo, si me hubieras dejado».

La candidata del PP ha subrayado que sus únicos adversarios son los socialistas, los populistas y los independentistas, y no alguien de su partido. Otro dardo lanzado directamente a Casado, por las críticas que le ha lanzado a lo largo de la campaña.

Entre gritos de «unidad, unidad», Santamaría ha vuelto a ofrecer integración a su adversario, Pablo Casado. Y ha asumido, ante Mariano Rajoy, que si no ha podido llegar con una sola candidatura de unidad ha sido responsabilidad suya.

Santamaría ha recordado su victoria con los militantes: «Hoy vais a demostrar que este partido está a la altura de mis afiliados, lo mejor que tenemos en el PP, nuestra militancia, son los grandes protagonistas de este proceso, y han hablado. Ellos me hicieron ganaron en las elecciones del día 5, y me han traído ante vosotros como la más votada entre las bases. Soy su candidata y quiero ser vuestra presidente. Estoy aquí porque los afiliados han confiado en mí. Me han votado como la mejor opción para representarles, y ganar no solo este congreso, sino todas las elecciones que tenemos por delante».

A partir de ahí, ha explicado dónde están los adversarios del PP y su propósito como presidenta, si es elegida: «Me han elegido para ganar al PSOE y a Pedro Sánchez, para derrotar también a los populistas y a los que quieren romper España».

«Creo en vosotros y en mi partido, porque es el partido que más cree en España», ha explicado la candidata, en un guiño a los compromisarios, que tendrían que votar unos minutos después.

Santamaría ha señalado que sus señas de identidad están en el PP: «No quiero que mi partido se parezca otra cosa. Soy Soraya, la del PP, y mi partido es el PP. Me presenté para hacer una campaña en positivo, nunca veo a ningún compañero como un adversario. Mis adversarios son los mismos que los de Pablo, los socialistas, los populistas y los independentistas».

«No he hecho una campaña en contra de nadie, he hecho una campaña a favor del Partido Popular. Lo que sé hacer y lo que tenía que hacer. Y ahora me presento más consciente que nunca que nuestro principal valor es la unidad, nuestra mayor fortaleza. Unidos hacemos más firmes nuestros principios, y los hacemos realidad ganando elecciones. Por eso he defendido la integración, para que nuestro partido sea más fuerte».

La candidata ha ofrecido integración: «Todos somos un equipo, lo éramos hace un mes y seguimos siéndolo. No pregunto ni preguntará a nadie cuál era la opción que apoyaba. Solo pediré lealtad con el partido y ganas de trabajar por él y por España». «Mi legitimidad está en los afiliados y mi lealtad está con el partido. Es la única lealtad que entiendo que exijo. Yo también soy leal».

Y el mensaje más directo contra Casado ha llegado cuando ha recordado que ella no estaría ahí si no llega a ganar las elecciones primarias entre los afiliados: «Si hace 15 días los militantes del PP no me hubieran dado su respaldo mayoritario, os puedo asegurar que yo no estaría en esta tribuna», dijo, en uno de sus mayores dardos a Pablo Casado. «Yo no estaría en esta tribuna, si no fuera la más votada. Estaría en tu lista, Pablo, si me hubieras dejado».

«Somos un partido nacional y de Gobierno, que diga lo mismo en todas las partes de España. Compartimos la mismo visión de España, y el mismo proyecto de país. No somos un partido de oportunista, sino de principios», ha subrayado Santamaría.

La España del abanico

«Quiero un partido grande, en el que no sobra nadie, solo los corruptos. Quiero un partido abierto», ha dicho la candidata, mientras ha desplegado un abanico, con la bandera de España, hasta que ha quedado totalmente abierto. «¿Dónde están nuestros principios y valores? En cada una de las varillas del abanico, que siguen siendo firmes», ha comentado. «Así es como se ganan elecciones».

«Quiero un partido que se renueve. Capaz de atraer a todos que se sientan parte del centro derecha español». Santamaría ha asegurado que nunca en su vida militará en otro partido: «Yo moriré siendo del Partido Popular».

Santamaría ha explicado así cuáles son los principios del PP, en los que ella cree firmemente: «Somos el gran partido del centro derecha europeo, heredero del humanismo cristiano y del liberalismo. Defendemos que la persona es el centro de la acción política, defendemos la libertad, la vida, la familia, el protagonismo de la sociedad, la libre iniciativa». «Siempre he tenido un reto, vivir conforme a mis principios. Qué importante es poder mirarse al espejo todas las mañanas. Lealtad entre nosotros, mirar a cada uno de vosotros a los ojos».

La corrupción

La lacra de la corrupción no ha faltado en el discurso de la aspirante a la Presidencia del PP: «Hemos sufrido las consecuencias de que unos cuantos se aprovecharan de este partido. Hemos perdido votos por cuestiones distintas a las que dicen algunos, que tienen nombre de corrupción. No tenemos más corrupción que otros partidos, pero nos ha pesado mucho más que al resto. He sentido la misma indignación por que extendieran sobre todos la culpa de algunos. No puedo cambiar el pasado, pero sí pudo comprometerme a que no vuelva. Tenéis mi palabra».

«Tolerancia, la nuestra, ninguna. Pero inquisición, la de los demás, tampoco», ha advertido. «Somos un partido de gente honrada y comprometida.

La exvicepresidenta del Gobierno y candidata ha reconocido que quiere seguir la estela del fundador, Manuel Fraga, pero también de Gerardo Fernández Albor, Antonio Hernández Mancha, José María Aznar y Mariano Rajoy.

«Pido vuestro voto para ganar. No hay más perdedores que nuestros adversarios, la izquierda, el populismo y el populismo. Pido vuestro voto para renovar nuestro partido, ante una izquierda más antigua que nunca. Un partido ganador que es el único que puede evitar que gobierne la izquierda».

Santamaría ha recordado que conoce bien a los populistas, entre otras cosas porque los ha tenido a la puerta de su casa, con un «escrache». «Quiero mandar un abrazo a mi madre, la más política de la familia. No nos vamos a achantar nunca».

En su discurso no podía faltar su defensa de la unidad de España, su labor frente a los independentistas, y la querella criminal que le puso Torra por «defender la unidad de España». «A mucha honra», ha apuntado. «Por defender la unidad de España, ue me pongan una y mil querellas».