Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, en el Congreso de los Diputados - ABC

Santamaría exhibe su apoyo del 42 por ciento y Casado le recuerda que contará «con los mejores»

La exvicepresidenta ha exigido una representación «digna y proporcional» de quienes respaldaron su candidatura en el PP

MadridActualizado:

El presidente del PP, Pablo Casado, se ha reunido con Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso de los Diputados, para conseguir una «integración» en el partido y escuchar a la que fuera su adversaria en las primarias, antes de nombrar a los cargos ejecutivos. Sáenz de Santamaría ha exhibido su fuerza: un 42 por ciento de apoyos en el congreso, y ha exigido una representación «digna y proporcional», pero Casado le ha dejado claro que contará «con los mejores», sin atender a quién apoyaron.

La reunión se ha producido en dos partes. A las 10.30, primero, pero se ha detenido por la votación en el Pleno del Congreso media hora después. Y a las 12.30 después, durante solo unos diez minutos.

Casado ha ofrecido a Sáenz de Santamaría un puesto en el Comité Ejecutivo Nacional, como ya anunció en el Congreso Nacional del PP, el sábado pasado. El presidente del PP ha subrayado que ya no hay bandos ni corrientes ni candidaturas. Ahora, ha explicado, se contará con los mejores porque todos son el mismo y el único partido.

Respecto a la proporcionalidad que ha exigido Santamaría, Casado ha afirmado que no se puede pasar de defender la lista mayoritaria a la proporcionalidad en solo dos días. Casado no atenderá a ese criterio proporcional, sino que quiere contar con los que lleven al partido a ganar, sean de la candidatura que sean.

Esta tarde, se reunirán Javier Maroto y Teodoro García Egea, del equipo de Casado, con José Luis Ayllón, próximo a Santamaría, para hablar sobre los posibles nombres que podrían formar parte del nuevo PP. Casado presentará la estructura de su partido el jueves en Barcelona, en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional.

«Yo le vengo a ofrecer lo mismo que le pedí en su día, que es unidad», ha asegurado la exvicepresidenta, justo antes de entrar en la reunión. En el encuentro, Santamaría ha apelado al 42 por ciento de apoyo que obtuvo en el congreso para que la representación sea acorde y han pactado crear un grupo de trabajo, al frente del cual estarán Teodoro García Egea y José Luis Ayllón.

Santamaría ha aclarado que seguirá en política, después de su batacazo en las primarias, pero ha pedido a Casado que cuente con esa parte del partido que no le votó el sábado pasado: «No vengo a hablar de mí. Yo voy a seguir en política, pero no necesito ningún puesto. Yo estoy a disposición del partido sin pedir ningún puesto. Voy a seguir trabajando, y a mí lo que me parece muy importante es que esa parte del partido que en un determinado momento decidió otra opción pueda seguir haciendo política trabajando por la unidad del partido».

La candidata de las primarias ha explicado así su ánimo para seguir en política: «El partido tiene que estar unido y fuerte. Lo de menos es la persona de la candidata, que soy yo, voy a seguir aquí sin necesidad de nada, a mí me gusta la política y voy a seguir haciéndola desde donde esté dentro del partido, sin ningún puesto de por medio. Pero es importante que todo el partido se sienta representado en el futuro equipo del partido».

Santamaría ha prometido que trabajará por el partido: «Soy el último de los problemas. Vengo a trabajar por el partido. Me gusta trabajar por la unidad. Si está todo en mis manos, saldrá bien». «Yo no llevo nombres, llevo un método de trabajo», ha explicado.