Vizcarra, durante su intervención en el Congreso
Vizcarra, durante su intervención en el Congreso - EFE

Sánchez y sus ministros no aplauden al presidente de Perú

Vizcarra defendió ante el Congreso y el Senado que Perú y España sigan apoyando al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó

MadridActualizado:

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y sus ministros no aplaudieron ayer al presidente de Perú, Martín Vizcarra, cuando intervino como invitado ante el Congreso de los Diputados y el Senado, reunidos en sesión conjunta. El mandatario peruano se encuentra en España invitado por el Rey y el Gobierno. El gesto de Sánchez recuerda al que hizo en su día José Luis Rodríguez Zapatero cuando no se levantó en el desfile de la Fiesta Nacional al paso de la bandera de Estados Unidos, y costó años recomponer esa relación bilateral.

Vizcarra defendió ante el Congreso y el Senado que Perú y España sigan apoyando al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, para lograr el restablecimiento de la democracia en ese país frente al régimen de Nicolás Maduro «que oprime a su pueblo», según informó la agencia Efe.

Las palabras de Vizcarra fueron respondidas con un gran aplauso por los parlamentarios del PP y de Ciudadanos, así como por sus líderes, Pablo Casado y Albert Rivera. Sin embargo, el presidente del Gobierno no aplaudió ni tampoco lo hicieron sus ministros ni otros grupos parlamentarios.

«Un gobierno que oprime a su pueblo perpetuándose en el poder, no puede gozar del aprecio de quienes creemos en la libertad y el progreso y en el respeto irrestricto del orden constitucional que emana de la voluntad popular».

El presidente peruano ha expresado su satisfacción por el hecho de que tanto España como su país hayan dado su firme apoyo a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, y se hayan comprometido a trabajar de forma coordinada para impulsar el restablecimiento de la democracia en ese país.

A la salida, Juan Carlos Girauta, publicó el siguiente tuit en su cuenta: «Es indignante ver cómo el gobierno socialista y su grupo, uniéndose a Podemos, se niegan a aplaudir al presidente del Perú cuando éste muestra su solidaridad con el pueblo venezolano. Quo vadis, PSOE?».