Sánchez volvió a presumir de un gobierno feminista, pero en la delegación que viajó a Bruselas solo había una - ABC Vídeo EP

Sánchez, un «presidente» feminista rodeado de hombres

El jefe del Ejecutivo vendió en Estrasburgo como un «hito» haber conformado el gobierno «con más mujeres de la OCDE», pero una diputada italiana le reprochó que en su delegación solo había una mujer. El resto eran hombres

MadridActualizado:

Pedro Sánchez volvió a presumir ayer de contar con el Gobierno con más mujeres de la OCDE. Incluso nada más llegar a la sede de la Eurocámara hizo un gesto feminista. El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, lo esperó a pie de calle y juntos hicieron su entrada por la puerta dedicada a la española Mariana Pineda.

Numerosos eurodiputados y el propio vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, felicitaron al presidente socialista por las políticas de igualdad y el gran número de mujeres en su ejecutivo. Pero el autoelogio de Sánchez se le volvió en contra cuando la eurodiputada italiana Lara Comi le reprochó que toda su delegación la componían hombres.

Así era. De quienes se sentaron en el hemiciclo junto a él, en los puestos destinados al Consejo Europeo, la única mujer era la directora general de Información Internacional, Carmen Pérez.

El reproche de la italiana Comi llegó después de que Sánchez presumieran de haber conformado el gobierno «con más mujeres de la OCDE», lo cual vendió como un «hito» al que deben seguir otros pasos, porque «queda mucho camino por recorrer» por la verdadera igualdad entre sexos.

Sánchez propuso a los socios comunitarios que la UE desarrolle una «Estrategia Europea en Igualdad de Género con carácter vinculante» para afrontar el problema de la brecha de empleo y combatir la «precariedad» que sufren las mujeres porque considera que el siglo XXI es de ellas.

Pidió expresamente que los presupuestos comunitarios doten de fondos esta estrategia y que incluya programas específicos contra el problema de la violencia de género, con la inclusión de derechos sexuales y reproductivos y la puesta en marcha de una directiva comunitaria por la conciliación familiar.