Sánchez, el ladrón de cuerpos

Cuánto más tarden en rebelarse en el PSOE, más complicado será volver a erigir las siglas hoy derruidas.

Agustín Pery
Actualizado:

Urge un relator. No de lo acontecido ayer en la Plaza de Colón, que los tendrá épicos, heroicos, emocionados y también, ciegos, sordos y taimados. Que cada cuál elija el suyo. Seguirá faltando ese que narre lo que lleva ocurriendo en el PSOE desde los tiempos de Zapatero y su tripartito, primera probeta del tóxico brebaje que ahora administra el doctor fraude en dosis letales para siglas centenarias.

Hace falta que el socialismo encuentre el Miles Bennell que se enfrente a la invasión de ultracuerpos que amenaza con convertir Ferraz en la Santa Mira que fabuló Jack Finney en «The Body Snatchers» y a sus inquilinos en vainas de las esporas del sanchismo.

Falta algo más que un vídeo

Agustín PeryAgustín PeryDirector AdjuntoAgustín Pery