Pedro Sánchez comparece en el Senado durante la sesión de control al Gobierno
Pedro Sánchez comparece en el Senado durante la sesión de control al Gobierno - ÁNGEL DE ANTONIO

Sánchez acusa al PP de «irresponsabilidad de Estado» en Cataluña

«El diálogo con los golpistas es un tremendo error. Solo sirve para fortalecerlos y legitimarlos», le reprocha Cosidó

MadridActualizado:

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, considera que el PP no es creíble demonizando su oferta de diálogo con la Generalitat de Cataluña porque eso es justo lo que intentó también Mariano Rajoy, sin éxito. Al contrario, asegura que esa mano tendida con el separatismo «es un síntoma de coraje democrático». Y acusa al nuevo equipo de Pablo Casado de «volver al pasado» y demostrar «irresponsabilidad de Estado» utilizando el desafío catalán como «un ariete» contra el Gobierno. A su juicio, los populares azuzan los agravios territoriales cuando están en la oposición para ganar votos.

El PP ha preguntado en el pleno de control al Gobierno en el Senado, el primero del nuevo curso, sobre el «precio» que Sánchez «ha pagado» al independentismo por ayudarle a llegar a La Moncloa y mantenerle en el poder. «¿Hasta dónde está dispuesto a llegar para seguir siendo presidente del Gobierno?» le ha cuestionado el portavoz popular, Ignacio Cosidó, que se estrenó en estas labores.

«¿En qué términos va a entablar el diálogo con el señor Torra? ¿Cuáles son los límites? ¿Qué referéndum propone usted para Cataluña? ¿Es que no tiene autogobierno Cataluña? ¿Es que no tiene legitimidad el Estatuto vigente?», fueron algunas de las preguntas enunciadas por Cosidó.

Sánchez tachó de «capciosas» esas interrogantes y aseguró que los «ejes» de su gobierno para Cataluña «son ley y diálogo» y «convivencia y no independencia».

El portavoz popular exigió al Gobierno que «rectifique» su estrategia de «apaciguamiento» y prepare una «respuesta contundente». Le ofreció para ello la mayoría de su grupo para defender juntos el Estado de Derecho y emprender reformas necesarias para dar respuesta a un nuevo desafío en Cataluña, que incluya la prohibición de otorgar indultos a los condenados por rebelión.

«En 100 días de gobierno ha rectificado prácticamente todo: su política económica, inmigración, en materia de Justicia… Rectifique la política de apaciguamiento y diálogo con los independentistas», le pidió Cosidó. «El diálogo con los golpistas es un tremendo error. Solo sirve para fortalecerlos y legitimarlos», concluyó el dirigente del PP.