Un sacerdote gallego organiza misas a pie de carretera para pedir su reparación

Es un párroco atípico. Montó un belén navideño sin el Niño Jesús para denunciar el problema...

ATLAS ESPAÑA
Actualizado:

Es un párroco atípico. Montó un belén navideño sin el Niño Jesús para denunciar el problema de los desahucios y pidió la excomunión para los banqueros. El pasado domingo, ofició una misa en el pequeño pueblo de Xermade, en Lugo, para pedir por el arreglo de una carretera. En un altar improvisado a pie cuneta, ha pedido la intercesión divina para lograr que se repare la carretera del pueblo. "Le vamos a pedir un arquitecto...", ha dicho durante la homilía. Es la tercera ocasión que Luis Rodríguez Patiño oficia esta singular ceremonia, con bendición de baches incluida, ante la inacción de las administraciones. El estado de la vía, de titularidad provincial, es lamenable. Curvas sinuosas, ancho de calzada insuficiente, márgenes deshechas y baches que claman al cielo. Muchos han sido parcheados en los últimos días, en un intento de aplacar los ánimos vecinales. Llegando al límite provincial entre Lugo y A Coruña, la carretera cambia por completo. De "vía crucis" estrecho y escabroso, a flamante calzada de doble sentido, una injusticia interprovincial ante la que la Diputación de Lugo se lava las manos.-Redacción-