El palacio de Vistalegre lleno en el acto «Elecciones ya» de Vox el 7 de octubre - VOX

Vox saca pecho en Vistalegre frente a la «derechita cobarde y la veleta naranja»

La formación ha abarrotado el recinto en su primer gran acto en el que exigen al Gobierno elecciones anticipadas

MadridActualizado:

No lo consiguió Ciudadanos y tampoco Podemos, pero hoy Vox ha llenado el palacio de Vistalegre de Madrid con, según la formación, 10.000 personas. Al ritmo de Manolo Escobar miles de banderas de España ondearon en el recinto haciendo tangible el aumento del partido que ya se percibe en las ultimas encuestas desde hace unos meses.

«Ya ninguna empresa de encuestas se atreve a ocultanos, Vox tendrá muy pronto representación para que la voz de la 'España Viva' esté en todos los parlamentos», expresó el presidente del partido, Santiago Abascal, que ha sacado pecho después de que el barómetro del CIS estime un 1,4% de crecimiento para Vox y en torno a dos escaños.

Bajo el lema «Elecciones ya», Abascal ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de pactar con los separatistas y de buscar «la ruina de España» por la vía del diálogo. Desde el escenario, arropados por el público y una gran escenografía del partido, los dirigentes han exigido la suspensión de la autonomía de Cataluña, la ilegalización de los partidos que persiguen la ruptura de España y la derogación de la ley de Memoria Histórica, entre otras 100 medidas que proponen para el país.

«La derechita cobarde»

El presidente de Vox no sólo ha cargado fuertemente contra Sánchez, sino también contra Pablo Casado y Albert Rivera. Entre gritos de «¡Presidente, presidente!» ha lanzado un órdago al Partido Popular y a Ciudadanos acusándoles de ser la «derechita cobarde» y la «veleta naranja» que han permitido que «los socios de los enemigos de España lleguen al poder».

Abascal, además, ha pedido a los asistentes que no hagan caso a PP y Cs cuando apelen al voto útil. «Os van a culpabilizar, los mismos que permitieron que gobernara la izquierda os dirán que sois culpables, pero no les hagáis caso, no tengáis miedo», insistió el líder de Vox.

También la presidenta de Vox en Madrid , Rocio Monasterio, aseguró que «sin estar en el Congreso hemos sido utiles» y que «serán los escaños de la dignidad» en la Cámara Baja. Para la presidenta de la formación en Madrid los grandes partidos como PSOE y PP han «caducado por la metástasis de la corrupción». De hecho, los últimos sondeos estiman un vuelco a Vox de medio millón de votos desde filas populares. Asimismo, Monasterio ha reprochado a Podemos querer incultar «recetas comunistas que sólo llevan a la miseria» y a Ciudadanos su «falta de ADN ideológico».

En la misma línea han sido los mensajes lanzados por el fundador del partido, José Antonio Ortega Lara, quien aseguró que «sus propuestas son arriesgadas, pero son necesarias». Ortega Lara ha celebrado el crecimiento de la formación en los últimos cuatro años. Un aumento que lo atribuye a que Vox es un «instrumento al servicio de España, no de los golpistas, los separatistas y los traidores».

El llenazo ha sido tal que más de 2.000 personas se han quedado fuera apoyando el acto y la retransmisión en directo mediante el canal de youtube alcanzó casi 100.000 espectadores. El crecimiento de Vox está relacionado con su personación como acusación popular en las causas judiciales contra el «procés», así como en su querellas contra el juez belga que admitió la demanda de Puigdemont contra el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena y contra Sánchez para que se investiguen los plagios en su tesis doctoral.