Gabriel Rufián, en la tribuna de oradores del Congreso - EP
Discurso Rufián en el debate de investidura

Rufián condiciona su abstención a Pedro Sánchez a un pacto con Podemos en las próximas 48 horas

El portavoz de ERC acusa al candidato socialista de ser «negligente e irresponsable». «¿Qué hace pidiéndole la abstención a la derecha e ignorándonos a nosotros?», le ha preguntado

Investidura de Pedro Sánchez, en directo

MadridActualizado:

«Señor Sánchez, ¿qué hace pidiéndole la abstención a la derecha e ignorándonos a nosotros?». Así ha arrancado Gabriel Rufián su discurso de la sesión de investidura. El portavoz de ERC ha criticado al presidente del Gobierno en funciones por no hacer ayer ni una sola mención, a lo largo de las casi dos horas que duró su primera intervención en el Hemiciclo, a la crisis territorial en Cataluña -«el principal conflicto que tiene sobre la mesa»- y por dedicar «tan solo tres segundos al final a sus hipotéticos socios de Gobierno».

Para Rufián, el jefe del Ejecutivo «fue negligente e irresponsable» porque «ha venido sin números y sin los deberes hechos» al Congreso. «No dé por supuesta nuestra abstención», le ha advertido. Y la ha condicionado a que haya un pacto entre PSOE y Unidas Podemos en 48 horas. ERC ha votado «no» en la primera votación.

En su intervención, Sánchez le ha recordado a Sánchez que no tiene mayoría absoluta y que, por tanto, si quiere continuar en el sillón de Moncloa, necesita seducir tanto la formación morada como a ellos para recabar su apoyo en la Cámara. Ha recriminado a ambos partidos que no lleguen a un acuerdo para que la legislatura eche a andar.

«Tengo la sensación constante estos días de que sus gestos y palabras no se correspondían. Sus palabras decían diálogo, gobierno de izquierdas, pero sus gestos decían vetos, ministerios, vicepresidencias, titulares, amenazas y ultimátums. La sensación ha sido de que aquí alguien o muchos mentían, de que ustedes no han negociado hasta el último minuto, sino que que están jugando al póker con la ilusión de centenares de miles de personas que salieron a votar el 28 de abril», ha manifestado en relación al pulso que mantienen Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Ha insistido en la necesidad de pactar y de sentarse en una mesa a conversar para no darle el Ejecutivo a la derecha. A su juicio, el debate de ayer parecía «preelectoral» y lamenta que la izquierda se «sacara ayer los ojos» mientras los «trillizos aplaudían con las orejas».

Repetir elecciones no es para Rufián una opción. Ha subrayado que sería «una irresponsabilidad histórica» que solo pagaría la izquierda «tenga la bandera que tenga en el logo». El político separatista ha recalcado que en unos nuevos comicios los ciudadanos «no van a distinguir entre nombres y siglas» y que quien crea realmente eso «se equivoca o miente, o quizá lleva demasiado tiempo en un despacho rodeado de gurús de la demoscopia». Y de manera muy tajante ha sentenciado: «Si con estas mayorías no somos capaces de dar respuesta a los enormes retos políticos que tenemos por delante merecemos todos que los hijos de Aznar y don Pelayo nos pasen por encima».