Rubalcaba regresa a la escena política con la energía del «pollo Marañón»
El vicepresidente primero ha dicho que está volviendo a su «vida normal» - JAIME GARCÍA

Rubalcaba regresa a la escena política con la energía del «pollo Marañón»

El vicepresidente ha agradecido las muestras de apoyo recibidas y el espectacular trato del Hospital madrileño, con un guiño especial a una receta de su cocinero que ha facilitado su recuperación

madrid Actualizado:

En su vuelta a la palestra política, Alfredo Pérez Rubalcaba ha agradecido las "muestras de apoyo" recibidas en su convalecencia por una infección urinaria y también el trabajo de los médicos, enfermeros y ayudantes -"que me han tratado espectacularmente bien a mí y a todo el personal que estaba en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid"-, ha afirmado. Ha agradecido también las bienvenidas de los informadores en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, donde el conflicto libio ha estado muy presente. El vicepresidente primero vuelve a la batalla con la receta del "pollo Marañón", que le facilitó el cocinero del hospital donde permaneció ingresado desde el pasado 6 de marzo. "Me alegro de verles a todos", han sido sus primeras palabras de saludo risueño a los periodistas que han acudido a la habitual conferencia informativa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, que se ha demorado una hora después de lo habitual debido a la reunión entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. La receta del "chef" del Marañón le ha aportado la "energía" suficientes para presentarse hoy en la rueda de prensa y por eso ha sobrevolado la sala de Moncloa.

"Ya estoy haciendo vida normal, si es que se puede decir que mi vida es normal", ha bromeado el también portavoz gubernamental, cuando se le ha preguntado por su incorporación plena al ingente trabajo de su departamento. "Todo poco a poco", ha dicho lacónico.

Trabajo acumulado

No obstante, tiene una tarea extra por delante ya que le aguarda la semana que viene trabajo extra en la sesión de control del Congreso al acumular preguntas aplazadas por su enfermedad, y además tendrá que atender a dos cuestiones de la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría.

«Ya estoy haciendo vida normal, si es que se puede decir que mi vida lo es»

Los populares volverán además a dirigir buena parte de sus ataques en el hemiciclo a Manuel Chaves, no sólo por el caso de los EREs irregulares en Andalucía, sino también porque consideran que es un vicepresidente tercero "sin ningún tipo de función" que ha frenado reformas de las que su departamento es responsable. Así, lo ha apuntado en un encuentro informativo el secretario general del grupo del PP en el Congreso, José Luis Ayllón, quien ha explicado por otra parte el carácter económico que los populares vuelven a dar al control al Ejecutivo. La pregunta que Sáenz de Santamaría hará a Rubalcaba será la de si el Gobierno "mantiene su oposición" a la reforma como así mostró en enero, o por el contrario la impulsa ahora que se lo ha pedido la Unión Europea, ha apuntado esta mañana Ayllón. Los populares no han descartado variar alguna de las preguntas al vicepresidente primero si la actualidad así lo requiere, como podría ocurrir con asuntos como el de Libia. En cualquier caso, Rubalcaba ya tiene acumuladas otras tres preguntas aplazadas desde su convalecencia: del diputado del PP Ignacio Gil Lázaro sobre el "caso Faisán"; de Sáenz de Santamaría sobre la "improvisación" del Ejecutivo y de la diputada de UPyD, Rosa Díez sobre hasta cuándo piensa el Ejecutivo "seguir frenando España".