Rubalcaba es el candidato preferido por el 32 por ciento de los socialistas
ENCUESTA IKERFEL PARA ABC

Rubalcaba es el candidato preferido por el 32 por ciento de los socialistas

A Carme Chacón sólo la apoya el 21 por ciento y además el 38 la valora de forma negativa

Actualizado:

Alfredo Pérez Rubalcaba es el candidato preferido por los socialistas para suceder a José Luis Rodríguez Zapatero al frente de las listas del PSOE en las próximas elecciones generales, según el sondeo de Ikerfel para ABC. Un 32 por ciento de los encuestados respalda la opción del vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Interior frente a la otra candidata, la ministra de Defensa, Carme Chacón, que cuenta con el apoyo del 21 por ciento, muy alejada de las opciones de Rubalcaba.

A la espera de que se despeje la incógnita sobre las verdaderas intenciones de los dos candidatos, que no se producirá hasta después del 22 de mayo, fecha de los comicios autonómicos y locales, lo cierto es que Rubalcaba y Chacón encabezan la lucha por la sucesión. Hay otros candidatos dentro del PSOE, pero se alejan demasiado de las preferencias de los socialistas. Es el caso del presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, que sólo recibe el respaldo de un diez por ciento de los socialistas para volver a repetir la batalla por encabezar la candidatura del PSOE a la Presidencia del Gobierno.

Bono empata en ese diez por ciento de respaldo con Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura, y una de las voces más críticas con el silencio de Zapatero sobre su futuro. El quinto en discordia es el vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, con un exiguo tres por ciento.

El amplio respaldo de los socialistas es mayor entre los hombres que entre las mujeres, un 33 por ciento frente a un 30. Además, Rubalcaba es el preferido para los ciudadanos con edades comprendidas entre los 35 y 44 años, hasta un 37 por ciento lo apoya; contando con un menor apoyo en la franja de 18 a 24 años. A pesar de contar con todo este viento a favor, Rubalcaba todavía no ha hecho pública su decisión de pelear por la sucesión y si le compensa entrar en una lucha con Carme Chacón en un proceso de primarias. La valoración que los encuestados tienen de Rubalcaba es más positiva, un 35 por ciento, que negativa, con un 33 por ciento.

Si Rubalcaba recibe el mayor respaldo entre los hombres, la condición de mujer de Carme Chacón le reporta importantes réditos. Hasta un 26 por ciento de los encuestados que apoya a la ministra de Defensa para suceder a Zapatero son mujeres, frente a un 17 por ciento que son hombres. Pero a diferencia de Rubalcaba, la franja de edad que más apoya a Chacón es la comprendida entre los 18 y 24 años, con un 29 por ciento. Un dato a destacar de la encuesta es la valoración negativa que tienen de Chacón un 38 por ciento, frente a la positiva, un 33 por ciento. Chacón, como sucede con Rubalcaba, no ha manifestado su intención de confirmar lo que ya se da como un hecho: que luchará por intentar ser la primera mujer presidenta del Gobierno en España. Pero sí que ha puesto fecha a su anuncio: el 23 de mayo, un día después de que se celebren las elecciones municipales. Será entonces cuando obligará a Rubalcaba a retratarse y a otros candidatos que puedan surgir en la recta final de la batalla por la sucesión.

Uno de estos actores puede ser el presidente del Congreso, José Bono, sobre el que algunas fuentes apuntan que sólo aparecerá en escena si Chacón tiene posibilidades de situarse en primera línea sucesoria. A Bono no le agrada especialmente que una catalana pueda estar al frente del país en el caso de que el PSOE gane las elecciones. A Bono lo apoyan más los hombres, un 12 por ciento, frente a un nueve por ciento de mujeres. La valoración tampoco es buena: a un 39 por ciento no le convence, frente a un 26 por ciento que le parece positiva.

Otro de los actores en este escenario sucesorio es el barón extremeño Guillermo Fernández Vara, preferido también por los hombres, un 13 por ciento, pero por una franja de edad mayor que en los anteriores candidatos (un 14 por ciento de los que tienen entre 55 y 64 años, compartiendo este dato con los que se mueven entre los 25 y 34).

Estos son los nombres que más suenan, pero puede haber sorpresas. Un candidato tapado que irrumpa y que consiga aglutinar a una mayoría, que no apueste por la veteranía de un Rubalcaba ni por el catalanismo del que hace gala Chacón.