Investigadores analizan los restos del chalé de Alcanar
Investigadores analizan los restos del chalé de Alcanar - JOSE JORDAN

Los roles de la célula yihadista

El imán de Ripoll daba un matiz religioso, pero habría pesado más el odio social del grupo

MadridActualizado:

Los roles que hasta ahora se habían asignado a cada uno de los miembros de la célula de Ripoll varían de forma importante. En primer lugar, pierde peso la figura del imán de Ripoll, Abdelbaki El Satti, de 45 años, que ya no es considerado como líder espiritual y jefe militar del grupo. Por el contrario, el asesino de las Ramblas, Younnes Abouyaaqoub, marroquí de 22 años, y Mohamed Hichamy, de 24 y misma nacionalidad, son considerados ahora como los dirigentes de la célula.

Jefes operativos: Abouyaaqoub y Hichamy

Younes Abouyaaqoub y Mohamed Hichamy, marroquíes de 22 y 24 años respectivamente, son los que más han viajado al exterior -Zúrich, Austria y París, a esta ciudad pocos días antes del ataque- y se investiga si fueron preparados en el terreno operativo por un «formador de formadores» de Daesh. Ambos están muertos.

Líder espiritual: Abdelbaki El Satti (Muerto)

Marroquí de 45 años e imán hasta pocos meses antes de la matanza de la mezquita de Ripoll, habría dado un matiz religioso al grupo. Por lo demás, en la célula habría pesado más el «odio al infiel», una motivación más social de venganza.

Papel relevante

Youssef Aalla (muerto), Mohamed Houli (herido y detenido) y Driss Oukabir (detenido). De 22, 21 y 28 años, respectivamente, tuvieron un papel relevante y activo en la preparación de los atentados. El primero murió en Alcanar cuando fabricaba TATP; el segundo resultó herido en ese chalé; y el tercero alquiló las furgonetas para la matanza.

Arrastrados por los demás

Moussa Oukabir, El Houssaine Aboyaaqoub, Omar Hichamy y Said Aalla (Muertos). Marroquíes y menores de edad, salvo el último que tenía 19 años, fueron arrastrados por sus hermanos mayores. De escasa preparación y por tanto muy influenciables, no dudaron en incorporarse a la célula y en llegar hasta la muerte.

Papel por definir: Salh El Karib y Mohamed Aalla

Marroquíes, están en libertad condicional. El primero regenta el locutorio de Ripoll y el segundo, hermano de Youssef y Said, es dueño del A-3 utilizado en Cambrils. Aún no está claro su rol, lo mismo que el de los tres detenidos en Marruecos.