La secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez
La secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez - EP

Rodríguez sigue con su pulso a la dirección de Podemos y quiere usar «Adelante Andalucía» en las elecciones

Echenique se reúne este miércoles con dos dirigentes de Podemos Andalucía, que le comunicarán su intención de acudir a los comicios con esta marca, aunque la dirección estatal lo rechaza

MadridActualizado:

La victoria de Teresa Rodríguez en las primarias de Andalucía no han servido para acabar con el conflicto que la líder andaluza mantiene con la dirección estatal por la configuración de la marca con la que se presentará a las próximas elecciones autonómicas. Más bien, haber sido reelegida secretaria general con el 75% de los votos frente a una candidata afín a los postulados de la dirección estatal parece haberla empujado a intentar doblar del todo el pulso que mantiene con Madrid. Por eso, la andaluza enviará este miércoles a dos personas de su confianza a una reunión con el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, para que le comuniquen, entre otras cuestiones, que mantienen su intención de presentarse bajo la marca Adelante Andalucía. Estas personas son el secretario Político y el secretario de Organización, Jesús Rodríguez y Nacho Molina.

Rodríguez había solicitado esta reunión para terminar de cerrar los flecos con el secretario de Organización de Podemos de cara a las elecciones, y también para intentar llegar a un acuerdo sobre el tema de la marca y de la confluencia –la líder andaluza quiere celebrar primarias conjuntas con Izquierda Unida, algo que la dirección estatal también rechaza–. El encuentro fue aceptado por Echenique, que lleva meses denunciado la falta de información y de comunicación de Podemos Andalucía en este proceso. Desde la dirección aseguran que esperan la reunión para que «se pueda poner fin a la opacidad y a la falta de información con la que, hasta la fecha, ha actuado la dirección andaluza respecto a los acuerdos concretos de la confluencia en Andalucía». Pero más allá de las cuestiones que aborden, el acuerdo parece lejano, toda vez que la secretaria general y su equipo parecen más decididos que nunca a mantener sus postulados.

Nacho Molina confirmó este martes que planteará usar para las elecciones andaluzas la denominación Andalucía Adelante, que definió como una marca «identificable» con un proyecto andaluz que ya utilizan tanto Podemos Andalucía como IU, inmersos en el proceso de negociación de la confluencia electoral. Según el secretario de Organización, el nombre con el que Podemos concurrió a las elecciones en otros territorios como en Galicia (En Marea) es el resultado de la voluntad política que conforma esa confluencia, por lo que anunció que en Andalucía van a hacer «exactamente igual».

Desde el entorno de Rodríguez se ha denunciado desde el inicio del conflicto las injerencias que a su juicio se producen desde la dirección estatal, y se ha reivindicado la autonomía de Podemos Andalucía para tomar decisiones no tuteladas en base a la idiosincrasia del territorio. «Me atrevo a vaticinar que Adelante Andalucía será el nombre con el que vamos a concurrir a las elecciones andaluzas, pero eso será una decisión que tomarán las formaciones que formen parte de la confluencia. Vamos a proponer que tengamos una marca electoral identificable con un proyecto andaluz», dijo Molina refiriéndose a la dirección estatal y a la reunión que mantendrán este miércoles.

Documento de directrices

No obstante, ha precisado que en la futura papeleta de las votaciones estarán «evidentemente» los nombres de las organizaciones que forman la confluencia, entre ellas –ha aclarado– Podemos Andalucía «en un lugar destacado por el peso que aporta a la futura coalición», algo que ya había confirmado la propuia Teresa Rodríguez en otras ocasiones. Pero además de todo el contexto que rodea a la reunión, este martes se conoció que la dirección de Podemos había enviado a las direcciones autonómicas una suerte de manual con directrices de cara a las confluencias y a las elecciones municipales y autonómicas, donde se recuerda que el nombre de Unidos Podemos debe aparecer en la marca, excepto en Galicia, Cataluña y en aquellos lugares donde haya otros nombres consolidados

Desde algunos sectores se ha interpretado este movimiento como una nueva advertencia a Podemos Andalucía. Pero desde la dirección se insiste en que «el documento de directrices ha sido muy bien recibido por la inmensa mayoría de los territorios, que encuentran los planteamientos muy sensatos y lo ven como una ayuda», teniendo en cuenta que el año que viene Podemos se presentará por primera vez a unos comicios municipales y autonómicos, y puede haber cierta falta de experiencia en algunos casos.