Rocío González
Rocío González

Rocío González, primera mujer «número uno» de su promoción de pilotos de caza

La alférez Rocío González ha obtenido la nota más alta de su promoción en el curso de pilotos de caza y ataque del Ejército del Aire, celebrado en la Base Aérea de Talavera la Real (Badajoz

EFE. MADRID
Actualizado:

La alférez Rocío González ha obtenido la nota más alta de su promoción en el curso de pilotos de caza y ataque del Ejército del Aire, celebrado en la Base Aérea de Talavera la Real (Badajoz), convirtiéndose en la primera mujer que consigue ser número uno de su promoción.

El Ministerio de Defensa ha informado de que su nombre figurará en una placa en un lugar destacado de la base, junto a los números uno de anteriores promociones.

De los 18 alumnos que comenzaron el curso, 15 lo han finalizado, y de entre ellos, la alférez Torres ha destacado por su regularidad, interés y su habilidad en el dominio del avión, y ha obtenido la mejor puntuación en tiro, según precisa el departamento de Carme Chacón en un comunicado.

La base de Talavera la Real acoge cada año a los mejores pilotos-alumnos de cada promoción de la Academia General del Aire para recibir la instrucción correspondiente a la fase caza y ataque, y convertirse en pilotos de combate.

Durante su formación, los futuros pilotos, además de asignaturas teóricas de vuelo y académicas, se familiarizan con el avión F-5, haciendo misiones de tráfico, acrobacia, instrumentos y formaciones básicas.

También se especializan en combate aire-aire y misiones aire-suelo, incluido lanzamiento en polígono de tiro, realizando unas 90 horas de vuelo, más 45 horas de simulador.

El pasado 10 de julio, la alférez-alumna Rosa María García-Malea, recibió su despacho de teniente de manos del Rey, convirtiéndose en la primera mujer que desde entonces pilota en España un avión de combate, concretamente un F-18 del Ala 15 de la base aérea de Zaragoza.

Desde que se fundó en 1953, la escuela de Talavera la Real ha acogido más de 2.000 alumnos, de los cuales 1.415, incluidos los de la última promoción, han finalizado el curso, convirtiéndose en pilotos de combate del Ejército del Aire. En España hay en activo unos 350 pilotos de caza.