Margarita Robles y María Dolores de Cospedal
Margarita Robles y María Dolores de Cospedal - EFE

Robles promete «una línea de continuidad» en Defensa, «una política de Estado»

Su departamento también apostará por la «modernidad» de las Fuerzas Armadas

MadridActualizado:

Margarita Robles tomó posesión de su cargo hoy jueves como ministra de Defensa en un concurrido acto en el que subrayó «su creencia profunda en el Estado» y, por ello expresó, su intención de «trabajar precisamente con una línea de continuidad» en un departamento en el que tiene bajo su liderazgo a 117.000 militares y 4.000 agentes del CNI.

«Porque creemos profundamente en el Estado vamos a trabajar precisamente con una línea de continuidad, porque en materia de Estado no puede haber posicionamientos partidarios. Tiene que ser exclusivamente el bien común, el interés general, el orgullo y la defensa del Estado», dijo en un discurso contundente de cinco minutos que no leyó.

Robles, juez de carrera, realizó un alegato de la defensa de la Constitución: «No hay un Estado de Derecho si no hay Constitución, con la Constitución todo, diálogo y tolerancia; fuera de la Constitución, nada». Además se refirió al artículo 8 de la Constitución que otorga a las Fuerzas Armadas el papel de garante de la unidad de España.

Eso sí, la ministra de Defensa, que recibió la cartera de María Dolores de Cospedal, manifestó su intención de apostar «por la modernidad» de las Fuerzas Armadas: «Porque esa modernidad de las Fuerzas Armadas es la modernidad de España, de la Constitución y es esa modernidad de los valores que queremos siempre defender».

Tuvo unas palabras para los más de 330 militares fallecidos en acto de servicio y reconoció el papel de nuestras Fuerzas Armadas en las misiones internacionales, «nuestra mejor imagen». Actualmente despliegan 4.000 efectivos en una veintena de misiones.

«Estoy orgullosa de nuestras Fuerzas Armadas que suponen un orgullo también cuando salen al extranjero, son la mejor imagen de España. Unas Fuerzas Armadas que están perfectamente entroncadas en esta sociedad, que forman parte de la misma y que la gente las vitorea cuando hay cualquier acto», dijo en un acto al que asistió la cúpula militar con el jefe de Estado Mayor de la Defensa, general de Ejército Fernando Alejandre, a la cabeza.

Entre los políticos asistentes, el todavía secretario de Estado, Agustín Conde, y compañeros socialistas de Robles: la exvicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, el senador y expresidente catalán José Montilla, el diputado José María Barreda o el ex fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido.

Robles tuvo unas palabras de recuerdo para la difunta exministra Carme Chacón: «En este mismo acto, Carme Chacón dijo: “Desde el amor profundo que tenemos por España vamos a trabajar”. Pues desde el amor profundo que tengo por España voy a trabajar», concluyó para despedir el acto con el tradicional brindis «por el Rey».