Pedro Sánchez y Albert Rivera
Pedro Sánchez y Albert Rivera - JOSÉ RAMÓN LADRA

Rivera: «Sánchez no es de fiar»

El líder de Ciudadanos acusa al PSOE de «cargarse» con RTVE «el consenso constitucionalista y de regeneración»

MadridActualizado:

Albert Rivera ha asegurado este viernes que Pedro Sánchez, con el que hace dos años firmó un pacto de legislatura frustrado, «no es de fiar» y le ha acusado de «entregar» a los separatistas la RTVE y de «cargarse» el «consenso constitucionalista y de regeneración democrática» con el decreto aprobado hoy para renovar RTVE de la mano de Podemos y los grupos nacionalistas del Congreso.

«Hoy tenemos otro ejemplo de cómo Sanchez es capaz de cualquier cosa. Es un presidente que no es de fiar porque puede hacerse cualquier cosa para agarrarse a un sillón», ha afirmado durante la reunión del Consejo General de su partido, que ha concitado en Madrid a los líderes nacionales, autonómicos y locales de Ciudadanos. «Sánchez se ha atrincherado», ha asegurado.

Rivera ha rechazado el «dedazo» del PSOE para controlar la RTVE con el apoyo de Podemos y los nacionalistas y ha asegurado que si Ciudadanos estuviera en el Gobierno habría esperado a que se formalice el concurso público para la elección de consejeros y pactado con PP y PSOE su composición. Sánchez, ha insistido, «se ha cargado el consenso constitucionalista y la regeneración democrática, haciendo un Rajoy, poniendo a dedo al presidente de RTVE, pactando con Rufián y el señor Torra».

El presidente de Ciudadanos se ha vuelto a situar hoy en la oposición al Gobierno de Sánchez, al que ve «capaz de cualquier cosa con tal de mantener el sillón». Más en concreto, Rivera se autoerige en líder de la oposición, convencido de que el PP está demasiado «noqueado» por sus problemas de liderazgo interno y de corrupción. Hoy, ha dicho a su partido, Ciudadanos es más necesario que nunca para romper el bloque bipartidista y nacionalista en España.

«Los enemigos de Europa, nacionalistas y populistas, son los aliados de Sánchez», ha resumido.

En materia económica tampoco darán «tregua» al Ejecutivo socialista, ha avisado. «A la que nos despistemos subirá los impuestos y disparará el gasto. Este Gobierno ataca el trabajo, va a subir el coste de las contrataciones», ha reseñado.

Rivera también ha lamentado que el Gobierno de Sánchez «es cómplice con sus silencios» con los desplantes del presidente de la Generalitat al Rey.

«Me da pena ver cómo el Gobierno mira hacia otro lado», ha remarcado convencido de que el PSOE vuelve a «contemporizar» con los nacionalistas y estará tentado de hacerles más «cesiones» con tal de sumar sus votos en el Congreso.

Por último, ha lanzado un desiderátum ante los suyos, a los que ha animado tras ver cómo el vuelco político en España sitúa a Ciudadanos, con 32 escaños, fuera del marco protagonista que tenía siendo socio preferente de Mariano Rajoy. Pero ha considerado que el Gobierno del PSOE es «temporal» y cuando vuelvan las urnas estarán en disposición de ganar.

Ha emplazado así a sus cargos a trabajar duro para convertirse en la alternativa en el próximo ciclo electoral que vivirá España en un año. «Yo quiero ser presidente de este país, pero nunca a cualquier precio. Si los somos será porque el nuestro es un Gobierno libre, sin ataduras, que piense en todos los españoles», ha concluido.