Albert Rivera, ayer durante su rueda de prensa en Cádiz
Albert Rivera, ayer durante su rueda de prensa en Cádiz - REUTERS
POLÍTICA

Rivera presenta en Cádiz su «Big Bang» de reformas

Ciudadanos anunciará un programa que cree que tendrá una aceptación muy «transversal» para consolidar su crecimiento en las encuestas

CádizActualizado:

Albert Rivera presenta hoy en Cádiz la que quiere que sea su hoja de ruta, la columna vertebral de su programa, de cara a las próximas elecciones generales. Un proyecto de reforma democrática que pretende un cambio «profundo» de las instituciones del país. El acto de hoy es estratégico para el partido, que pretende consolidar con estas propuestas su crecimiento electoral. Un acto que dará todo el peso a Rivera, que normalmente comparte escenario con algún otro interviniente, pero que hoy actuará en solitario en el que será el pistoletazo a una campaña que pretende potenciar su liderazgo y su perfil presidencial.

El jefe de campaña del partido y mano derecha de Albert Rivera, José Manuel Villegas valoraba el pasado jueves el CIS de manera muy positiva, considerando que en el momento actual sus datos son incluso mejores: «Si lo comparamos con el anterior crecemos un 30% en estimación de voto y un 40% en intención directa de voto. Somos el único partido que crece con tanta fuerza», señalaba. Un crecimiento que, según sus cálculos viene de los dos ejes del espectro ideológico. «Estamos cogiendo tanto a gente que votó al PP y al PSOE como movilizando gente que no votó».

Ese efecto de acaparar electores de una y otra tendencia es el que se retende consolidar con el programa de reformas que se presenta hoy en Cádiz. Desde la dirección del partido creen que medidas que van a centrarse en «despolitizar» las instituciones van a tener una aceptación muy «transversal» en el electorado. Una vez que en los últimos meses el crecimiento nacional del partido se ha basado esencialmente en saber captar a los electores descontentos del Partido Popular, este programa de reformas creen que va a ayudar a consolidar el crecimiento en el espectro del centroizquierda, un espacio que empieza a abrirsele tras el 27-S y que aprovecha la situación de un PSOE «sin proyecto», una denuncia que va a ser parte importante de la campaña de Ciudadanos.

El último CIS

Desde la formación destacan que los datos del último CIS demuestran que el partido está logrando generar simpatías en los electores de centroizquierda, hasta el punto de colocarse por delante del PSOE entre los electores que se autoubican en este espacio ideológico, que con ocho millones de ciudadanos es el más poblado y el que suele decantar la balanza electoral. Un 17,4% de los electores de este espectro votarían a Ciudadanos, por solo un 11,5% de los que lo harían por el PSOE. Un 28,1% no lo ha decidido. Y es a esos últimos a los que el partido pretende seducir con un proyecto al que las pocas personas que han tenido acceso al texto final coinciden en calificar como «muy amicioso». Un crecimiento que se consolida también entre los abstencionistas y los que acudirán a las urnas por primera vez, donde el partido de Rivera supera a Podemos, hasta ahora hegemónico entre estos electores.

La reforma supondrá lo que en el partido describen como un «Big Bang» de reformas, en el sentido de que se pretenden cambiar muchas estructuras a la vez para salir de un «mal equilibrio» democrático e institucional. Desde comienzos del mes de julio un grupo de expertos lleva trabajando en este programa que, como adelantó ABC entonces, pretende «cerrar» el modelo autonómico en la Constitución a través de la reforma del Título VIII de la Carta Magna para que en él apareciesen detalladas cuáles son las competencias del Estado y cuáles las de las regiones, para no dar lugar a «extraños trasvases». Es decir, poner fin al «café para todos».

Grupo de expertos

El trabajo de estos expertos ha sido llevado bajo un absoluto secretismo, y horas antes del acto eran muy pocas las personas que conocían el docuemnto en su totalidad.

El texto también planteará la propuesta definitiva del partido sobre la modificación de las competencias del Senado, tras varios meses amparados bajo el eslogan «o lo reformamos o lo cerramos». Según ha podido saber ABC la medida del cierre ha sido estudiada de manera «seria» por el grupo de expertos, aunque finalmente parece que la propuesta final será más partidaria de una reforma que propugne la reducción de miembros y que la Cámara Alta deje de funcionar como cámara de segunda lectura.

Se da por hecho también que se presentará una reforma de la ley electoral. ABC ya avanzó hace un par de semanas que en la mesa de los expertos estaba la propuesta de cambiar la circunscripción provincial por la autonómica, con el ánimo de aumentar la proporcionalidad, reduciendo notablemente la barrera para conseguir escaño en las provincias más pequeñas. En muchas es necesario superar el 15% de los sufragios para conseguir representación, mientras en las más pobladas la barrera se sitúa por debajo del 5%.

No obstante, en los últimos días desde la dirección del partido se apuntaba más bien a que la reforma tendrá más que ver con el modelo alemán. Esto es, un sistema de doble voto, en el que el ciudadano dispone de dos papeletas, una que representa la circunscripción nacional y otro para una circunscripción unipersonal, que trataría de «acercar» al representante a los votantes. Un extremo este último que también requeriría eliminar la provincia como circunscripción para crear nuevas.

Ciudadanos ya vienen anunciando desde hace meses que propondrá eliminar las diputaciones provinciales, algo que solo que defienden que solo podría llevarse a cabo si en paralelo se efectua una fusión de los servicios en los municipios de menos población, una vez que las diputaciones se encargan de prestar servicios a esos pueblos. En el equipo económico se calcula que estas dos cuestiones supondrían un ahorro de 10.000 millones de euros, que se utilizaría para llevar a cabo la reforma del IRPF, cuyo tipo máximo quedará establecido en el 43%. Esta reforma del impuesto sobre el trabajo supondrá una reducción impositiva media del 3% para cada asalariado.

Durante las semanas que ha durado la elaboración del documento también ha habido lugar para los sobresaltos. No solo por el debate que generaban algunas de las medidas, sino por las tesis contrarias al espíritu del partido con las que sorprendieron algunos de estos expertos. A comienzos de septiembre Elisa de la Nuez era promocionada con todos los honores en una cto en Barcelona en el que presentaba las propuestas del partido para combatir la corrupción. Sin embargo, a finales de mes suscribía junto a Rodrigo Tena, ex de UpyD y otro de los miembros del equipo de expertos, un artículo en el que defendían un referéndum para Cataluña.

Algo totalmente opuesto a las tesis del partido, que se habían visto reforzadas apenas unos días antes con el resultado del 27-S. Desde entonces su influencia en los trabajos ha desaparecido. «Lo siento mucho, pero no. Respetamos mucho sus ideas, pero estaban colaborando con el partido y esa tesis va en la dirección contraria de nuestra postura en un tema para nosotros muy sensible», resume a este diario uno de los miembros de la Ejecutiva. El coordinador económico del partido ha visto crecer su influencia y ha pasado a ser el hilo directo entre los «sabios» y el propio Rivera.

La propuesta también planteará la «despolitización» de los organismo reguladores. Garicano ha insistido mucho en introducir cambios tanto estructurales como competenciales tanto en la CNMC como en la CNMV. Además, la propuesta planteará la anunciada apuesta por la separación de poderes y la «democratización» de la Administración de Justicia. En los último días llegó a especularse con la posibilidad de que se proponga la supresión del CGPJ, aunque siempre había existido consenso en el partido respecto a que la propuesta iría encaminada hacia un modelo que abogase por la elección de sus miembros mediante unas elecciones en las que pudiesen votar todos los miembros de la carrera judicial. Un sistema que también se imponía entre las propuestas de reforma del Tribunal Constitucional.