Albert Rivera, presidente de Ciudadanos
Albert Rivera, presidente de Ciudadanos - EFE

Rivera ataca el «festín» de PP, PSOE y Podemos en el CGPJ

Cs demoniza el reparto «a dedo» del órgano de gobierno del poder judicial y exige a los partidos que «saquen las zarpas»

MadridActualizado:

Ciudadanos, el único de los grandes partidos que se mantiene fuera de la negociación del nuevo Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), ha atacado duramente el reparto acordado por PP y PSOE, en el que también entra ahora Podemos. La dirección de Cs ha acusado a los «viejos partidos» de «repartirse el pastel». Mientras simulan la ruptura de relaciones, ha afeado José Manuel Villegas a los socialistas y populares, «llega el fin de semana y se hablan y se juntan» y lo hacen para «seguir mangoneando».

Los de Albert Rivera presentaron hace un año su propuesta de ley para «despolitizar» el poder judicial y dejar que sean los propios jueces los que elijan a su órgano de gobierno. Sin embargo, PP y PSOE han cerrado este fin de semana un acuerdo para renovar el CGPJ, en el que también ha participado Podemos. «Un tercer invitado al que le han reservado su cuota dentro del festín», ha señalado Villegas tras la reunión de la ejecutiva en Madrid.

Fuentes de Ciudadanos mantienen su posición de quedarse al margen de este reparto asegurando que lo contrario es «politizar» la Justicia. Su postura, insisten, es concordante a la defendida para renovar RTVE y creen que es Iglesias el que se queda en el alambre de la incoherencia.

Por la mañana, el presidente del partido, Albert Rivera, ha calificado de «escándalo y vergüenza» que el PP y el PSOE hayan negociado «a dedo» el reparto del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). «El Poder Judicial no es un supermercado», ha dicho.

En una entrevista en Tele 5, Rivera ha cargado contra el acuerdo entre el Gobierno y el PP para el nombramiento de Manuel Marchena como presidente del CGPJ, que contará con once miembros progresistas de los veinte que lo conforman. En todo caso, desde Ciudadanos prefieren no comentar la idoneidad o no de Marchena y, sobre todo, si la maniobra puede perjudicar la causa del 1-O, al dejar vacante la presidencia de la Sala que la juzga.

El líder de Ciudadanos ve además «sorprendente» y «un pacto contra natura para muchos votantes» que el PP, según él, dé la mayoría a Podemos y que los que se manifiestan ante los jueces para pedir la independencia del Poder Judicial, como hizo el sábado Pablo Iglesias, sean ahora quienes los elijan.

Ha lamentado que PP y PSOE no consigan ponerse de acuerdo en temas como un pacto de Estado para la educación o para reformar la Administración, pero sí para que cada uno coloque a sus magistrados o para taparse en la corrupción como han hecho durante años.

Si lo que querían era recuperar la credibilidad de la Justicia tras la polémica por el fallo de la hipotecas, se ha hecho «justo lo contrario a lo que había que hacer», ha subrayado Rivera.

Cs, ha explicado su líder, podría haber participado también en esta negociación porque por escaños le corresponde, pero ha declinado hacerlo porque no cree en un modelo en el que los partidos son los que eligen a los jueces.

Por el contrario, ha defendido la propuesta de reforma de Cs para que sean los jueces los que escojan a los jueces.