Ripoll, un año después de los atentados

Nadie señalaba Ripoll en el mapa del yihadismo hasta que aquí se gestó la célula que ideó los atentados del 17-A

ATLAS ESPAÑA
Actualizado:

Nadie señalaba Ripoll en el mapa del yihadismo hasta que aquí se gestó la célula que ideó los atentados de Barcelona y Cambrils. El antiguo imán de la mezquita, Abdelbaki Es Satty, radicalizó en un tiempo récord a un grupo de jóvenes aparentemente integrados. Jóvenes nacidos, crecidos y educados aquí.

Al día siguiente, eran protagonistas de la peor de las historias: una pesadilla que abrió heridas en esta pirenaica capital de comarca de 10 mil habitantes, de los que 500 son musulmanes. Familia y comunidad musulmana intentan pasar página.

El nuevo imán de Ripoll insiste en desvincular el Islam del terrorismo y se muestra favorable al control policial de las mezquitas, aquí y en todo el mundo. Lo que sea necesario para evitar los recelos. Restablecer la confianza no es fácil. El Ayuntamiento quiere ir a las causas y trabaja para que no se repitan los errores. Una convicencia de por sí frágil. Un año después, Ripoll se esfuerza por recuperarla.