Revilla dice que «no hay mayor realidad nacional en toda España» que Cantabria

El presidente regionalista señaló que parece que hay «una carrera de obtáculos» entre las autonomías para ver quién tiene más historia o identidad española

Actualizado:

ABC

SANTANDER. «No hay mayor realidad nacional que esta región, que es España». Así lo aseguró el presidente de Cantabria, el regionalista Miguel Ángel Revilla, quien señaló que en el conjunto del país «parece» que hay «una carrera de obstáculos por poner en los estatutos de autonomía quién tiene más historia o realidad nacional».

«Nosotros sí que somos realidad nacional, y somos España porque ahí, entre Asturias y Cantabria, nació esa realidad maravillosa que es España, nació ese idioma, el español, que van a hablar más de mil millones de personas cuando acabe el siglo XXI y que va a tener en Comillas ese lugar de excelencia para todo el mundo», afirmó.

«Hasta el infinito»

El dirigente cántabro realizó estas declaraciones durante la gala de apertura del Año Jubilar Lebaniego, un acontecimiento «mágico» que va a «catapultar a Cantabria hasta el infinito», aseguró. Revilla insistió en que le «hace gracia escuchar ahora a todos hablar de historia» y se preguntó «quién puede hablar más de historia que esta tierra que hace 2.033 años hizo venir aquí al emperador Augusto a luchar contra los cántabros».

Destacó asimismo la figura de Beato, un lebaniego que en el año 750 era «el foco de la cristiandad a nivel mundial». «Nosotros sí que podemos presumir de que tenemos una región impresionante», añadió el presidente del Ejecutivo regional, quien subrayó que los cántabros «tenemos la obligación de defender Cantabria y hablar de ella en el lugar donde estemos y en el cargo que tengamos».

Miguel Ángel Revilla recalcó el empeño de su Gobierno en «colocar a Cantabria en España y en el mundo» y añadió que el instrumento con que cuenta ahora para conseguirlo es el Año Jubilar Lebaniego, 365 días «mágicos» para «colocar en el mapa del mundo a un territorio pequeño con apenas 500.000 habitantes y 5.000 kilómetros cuadrados».

El presidente de Cantabria agradeció la «sensibilidad» del Gobierno de la Nación al declarar el Año Jubilar Lebaniego como acontecimiento internacional, lo que conlleva exenciones fiscales para las empresas patrocinadoras.

Revilla también aprovechó para criticar a los «hombres del tiempo» que «nos han vuelto a espantar al personal» en Semana Santa al anunciar lluvia mientras los turistas «estaban en la playa».

La gala de apertura del Año Jubilar Lebaniego, en el Palacio de Festivales de Santander, fue presentada por el coreógrafo y bailarín torrelaveguense Javier Castillo «Poti» y Belinda Washington, y contó con varias actuaciones, entre ellas la del barquereño David Bustamante, que cantó «a capella» con Revilla el Himno de Cantabria.

Para «aguarle» la fiesta al dirigente regionalista, el presidente del PP de Cantabria, Ignacio Diego, mostró ayer la preocupación de su partido por los datos de crecimiento económico en 2005, que sitúan a la región en el «vagón de cola» de las comunidades autónomas, debido a la «inoperatividad, la ineficacia y la falta de confianza que genera» el Ejecutivo.

«Este Gobierno, desde un planteamiento absolutamente irresponsable, se ha dedicado a la autocomplacencia; ha redactado un panfleto denominado Plan de Gobernanza, que no es otra cosa que un ejercicio de propaganda política absolutamente vacío; y se percibe cómo los presupuestos de estos tres ejercicios han llevado a Cantabria a un grave declive», aseguró.

Para Diego, los datos de la Contabilidad Regional del Instituto Nacional de Estadística, que cifran en un 3 por ciento el crecimiento del PIB de la región, demuestran cómo Cantabria «está perdiendo puestos paulatinamente».

«Brutal caída»

La comunidad ha pasado, dijo, de «liderar el crecimiento económico en el periodo 1995-2003, de la mano de gobiernos populares», a registrar en 2005 una «brutal caída» y situarse como la segunda comunidad «peninsular» con menor crecimiento, sólo por delante de Asturias, Canarias y Baleares.

Este «descalabro del crecimiento económico» se debe, a juicio del dirigente cántabro, a la «gravísima recesión» de la industria y a que el Gobierno regional «está siendo incapaz de generar confianza entre los empresarios». «No es de extrañar viendo a Revilla de reality-show en reality-show, en catas de anchoas, agua y queso o cantando a dúo con el señor Bustamante», apostilló.