Rescatado el cadáver de un pescador que cayó al mar al sufrir un infarto cuando faenaba en Cádiz

Aunque dos compañeros se arrojaron al mar para socorrer al tripulante del «Santa María II, con base en Isla Cristina (Huelva), no pudieron hacer nada por salvarle la vida

Actualizado:

ABC

CÁDIZ, BARCELONA. La fragata de la Armada «Reina Sofía» rescató ayer el cadáver de un tripulante del pesquero onubense «Santa María II», con base en Isla Cristina, que había caído al mar cuando se encontraba faenando en aguas del litoral gaditano. Por otra parte, los equipos de salvamento recuperaron ayer el cadáver del último de los cuatro tripulantes fallecidos del catamarán francés que naufragó el lunes por la noche cerca del cabo de Creus (Gerona).

El pescador onubense fallecido -Mariano Vicente Toronjo, de 58 años y natural de Isla Cristina- fue rescatado a 25 millas al oeste de Cádiz después de que cayera al agua desde su barco sufrir una desvanecimiento causado, según las primeras hipótesis, por un infarto. Fuentes de la Subdelegación del Gobierno explicaron a Efe que el Centro Local de Salvamento Marítimo de Cádiz recibió una llamada desde el pesquero alertando de la caída de un tripulante al mar a unos 45 kilómetros al oeste de la capital gaditana, ya en mar abierto en el Golfo de Cádiz.

La fragata de la Armada «Reina Sofía», que regresaba a la Base de Rota tras realizar unos ejercicios de adiestramiento, se encontraba en la zona y puso rumbo a toda máquina al punto indicado. Mientras la fragata realizaba maniobras de acercamiento, dos compañeros del fallecido saltaron al agua desde el «Santa María II» para rescatar al pescador caído al mar.

El náufrago fue rescatado y trasladado posteriormente al hospital que posee la fragata, aunque ya había fallecido. Los otros dos pescadores embarcaron de nuevo en el pesquero rumbo a Isla Cristina.

Avistado por un helicóptero

El cadáver del último de los cuatro tripulantes fallecidos del catamarán francés que naufragó el lunes cerca del cabo de Creus fue localizado ayer flotando a unas once millas al este de la localidad de Sant Pere Pescador (Gerona). La tripulación de uno de los helicópteros que participaban en las tareas de búsqueda avistó el cuerpo a unas dieciocho millas de la cala del Port de la Selva, donde apareció el catamarán «Accroch Coeur», que naufragó con seis tripulantes a bordo, dos de los cuales lograron sobrevivir y llegar a tierra para dar la voz de alarma.

El catamarán, con una tripulación de cinco hombres y una mujer, realizaba la travesía entre Ibiza y Cannes cuando el lunes por la noche volcó a causa de un fuerte vendaval de tramontana.