El Rey resalta el «compromiso firme y sincero» con Cataluña

Don Felipe elogia en Gerona los valores catalanes, «base del progreso de España»

Actualizado:

Un día después de que el Rey defendiera ante las Cortes que «ningún camino que se emprenda en nuestra democracia puede −ni debe− conducir a la ruptura de la convivencia», en un claro mensaje en favor a la unidad de los españoles y contra cualquier amenaza que pueda romper la convivencia, Don Felipe coincidió ayer en Gerona con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont en la entrega de los Premios Fundación Princesa de Gerona (FPdGi), en un acto con el que dejó claro su compromiso con Cataluña. Durante la clausura del acto, celebrado ayer por la tarde en el Palacio de Congresos de Gerona, el Monarca destacó la consolidación de la Fundación como puntal en el desarrollo profesional y personal de los jóvenes y recordó el «compromiso firme y sincero de la Fundación con sus proyectos y con esta tierra, con Gerona, con Cataluña». «Y este compromiso quiere decir creer en esta tierra y amarla», resaltó el Rey.

En esta línea, e ignorando cualquier posible votación que pudiera afectar a la relación entre Cataluña y España, y siempre a favor de la convivencia que anteayer pidió ante los parlamentarios en Madrid, el Rey dejó claro que «el año que viene, cuando nos volvamos a reunir para reconocer los méritos de nuestros nuevos premiados, tendremos una vez más la oportunidad de afianzar nuestro compromiso con los valores que han agrandado Cataluña, que han sido la base de su progreso, y por lo tanto, del progreso de toda España».

Acompañado de la Reina Letizia y ante un auditorio lleno de más de mil personas, la mayoría de ellos jóvenes que les ovacionaron en más de una ocasión, Felipe VI aseguró que «la educación es quizás la prioridad más importante de todas las que tenemos para las próximas décadas» y animó a garantizar la formación y la capacitación de la ciudadanía y de las empresas. El Monarca empezó su intervención de manera «poco ortodoxa», como dijo, felicitando al Gerona FC por su ascenso a la Primera División de Fútbol, lo que provocó una larga ovación.

Tras conocerse el 1-O

El Rey pronunció su claro mensaje de estima hacia Cataluña precisamente ante el máximo representante catalán, Carles Puigdemont, con quien ya lleva varios años coincidiendo. De hecho, la edición de 2016 fue la primera en la que ambos la presidían como Monarca y máximo representante de la Generalitat. Hasta 2013, Don Felipe lo hizo como príncipe –con su coronación en 2014, se procedió al cambio de nombre de la Fundación– y entre 2011 y 2016, Puigdemont asistió a la gala como alcalde de Gerona.

Como en otras ocasiones, la última hace poco más de un mes en Barcelona durante una entrega de becas de La Caixa, Don Felipe y el presidente catalán tuvieron un encuentro cordial aunque muy serio y prácticamente no intercambiaron palabras durante la celebración, al menos en público. La de ayer era la primera cita en la que ambos coincidían después de que Puigdemont haya dado un paso más en su afán por celebrar un referéndum sobre el futuro de Cataluña y haya anunciado la fecha y pregunta, a pesar ser claramente ilegal.

Muy centrado en la finalidad de la Fundación, a la que Don Felipe le tiene un gran aprecio, el Monarca dedicó gran parte de su discurso a defender la necesidad de dar la mejor formación y capacidades a las nuevas generaciones y recordó también la necesidad «de prepararnos a medio plazo para una transición profunda debido a su alcance». Una transición, incidió el Monarca, que contemple «aspectos fundamentales como el marco educativo y la legislación laboral, y que demandará liderazgo político y un importante grado de consenso».

El Rey clausuró la ceremonia de entrega de los Premios, en un divertido acto presentado por Àngel Llàcer en el que, entre otros, también participó el popular actor español Antonio Banderas, que protagonizó una tertulia junto al bioquímico Carlos López-Otín conducida por la periodista Julia Otero. La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, también acudieron al acto.

Reforzar el talento

La edición de 2017 de los Premios FPdGi da un protagonismo especial a la gestión del talento de los jóvenes. Los Reyes, que llegaron ayer por la mañana a Gerona, siguen hoy en la ciudad y estarán hasta el mediodía participando en las actividades sobre talento y emprendedores que organiza la Fundación.

Como avanzó ayer Don Felipe, la Fundación presenta hoy el programa «Rescatadores de talento», un proyecto pensado para que los jóvenes con formación superior que quieran incorporarse al mercado laboral tengan facilidades de movilidad laboral entre comunidades autónomas así como formación en empresas.

En la edición presente se ha galardonado la trayectoria de cuatro jóvenes españoles que, a pesar de su corta edad, ya están consiguiendo un gran prestigio gracias a su trayectoria. Son el artista plástico cordobés Juan Zamora (premio Artes y Letras), el ingeniero gallego Héctor Gómez (premio a la Investigación Científica), la arquitecta gaditana Miriam Reyes (premio Social) y el biólogo valenciano Damià Tormo (premio Empresa). Además, se ha reconocido a la organización internacional Teach a Man to Fish (premio Entidad Internacional).