Hemiciclo del Congreso de los Diputados
Hemiciclo del Congreso de los Diputados - EFE

El reparto de los asientos de los diputados, la primera «batalla» del Congreso

Tras aprobar la composición de la Mesa, así como constituir los grupos parlamentarios, el puesto que ocupa cada señoría se convierte en una de las grandes negociaciones en cada arranque de legislatura

MadridActualizado:

La imagen de Santiago Abascalsentado tras Pedro Sánchez en el Congreso ha copado toda la atención en el arranque de la XIII legislatura. Los 24 diputados de Vox han optado por situarse en el flanco que, habitualmente, ocupan los diputados socialistas puesto que aún no se ha producido el reparto oficial de asientos en el Hemiciclo.

Si bien ya se ha consumado el primer gran pacto de esta legislatura, la composición de la Mesa del Congreso, la negociaciones que afectan a otras cuestiones de intendencia de la Cámara Baja no han finalizado. Desde hoy, los partidos tienen cinco días hábiles para constituir sus grupos parlamentarios, tal y como estipula el reglamento del Congreso. Tras esto, la Mesa del Congreso tendrá que disponer dónde se sentará cada señoría y delimitar la bancada de cada grupo, previo acuerdo de los partidos. Un pacto en el que ya están trabajando representantes de los cuatro grandes partidos del parlamento y que tendrá que rubricar la Mesa.

Todos los diputados, según la norma, tienen garantizado un asiento y un despecho, pero su distribución suele ser el primer motivo de discrepancia entre fuerzas cada inicio de legislatura. En esta ocasión, el encaje de Vox en el Hemiciclo será, previsiblemente, la cuestión más compleja. Varios partidos ya han manifestado su negativa a que los diputados del partido de Abascal se sienten a su lado. Vox, por su parte, rehúsa quedar relegado al «gallinero» de la Cámara Baja y argumenta que su resultado en las urnas, con 24 diputados, les avala para no ser tratados como un partido minoritario.

Motivo de disputa en 2016

El diseño del Hemiciclo también fue compleja en la pasada legislatura. En 2016, la distribución de los asientos de los diputados llegó tras numerosas reuniones y con un acuerdo que aceptaron todas las fuerzas, a pesar de que Unidos Podemos mostró su descontento por el resultado y señaló que el reparto correspondía a criterios que nada tenían que ver con la representación obtenida en las urnas. La entonces presidenta del Congreso, Ana Pastor, destacó que había sido aprobado «por unanimidad».

En la pasada legislatura, PSOE y PP ocuparon, respectivamente, los flancos izquierdo y derecho del hemiciclo. Unidos Podemos quedó colocado al lado de los socialistas, ocupando parte de la bancada central y los diputados de En Comú Podem asumieron los asientos de la extinta CDC. A la derecha de la confluencia liderada por Pablo Iglesias, Ciudadanos, que mejoraba su posición al ocupar las cuatro primeras filas de la bancada. En la bancada central también quedaron dispuestos el PNV y ERC, situado por detrás del partido vasco.