La Reina, los abogados y los derechos de los animales
La Reina no pudo evitar acariciar a un gato que salió a su paso durante una visita oficial a La Habana - EFE

La Reina, los abogados y los derechos de los animales

Doña Sofía presidirá el miércoles el X aniversario de la Comisión de Protección de los Derechos de los Animales del Colegio de Abogados de Barcelona

ALMUDENA MARTÍNEZ-FORNÉS
MADRID Actualizado:

La Reina siempre que ha podido ha salido en defensa de los animales. Por eso, cuando el Colegio de Abogados de Barcelona la invitó a presidir el acto conmemorativo del X aniversario de la constitución de la Comisión de Protección de los Derechos de los Animales, Doña Sofía aceptó encantada.

El acto se celebrará el próximo miércoles en la sede del Colegio profesional de la capital catalana y hasta allí se desplazará Doña Sofía, aunque esa misma tarde deberá estar de regreso en Madrid para acompañar al Rey en la recepción a los jóvenes de la Ruta Quetzal BBVA.

Doña Sofía nunca ha ocultado su amor a los animales y por su propia casa han paseado perros, gatos, tortugas y algún que otro ejemplar recogido y/0 regalado. La última que se ha sumado a vivir en La Zarzuela ha sido «Paquita», una perra de tres años de raza mestiza, que había sido abandonada en abril en la asociación Ladridos Vagabundos. La Reina se encariñó con ella en la inauguración de la II Feria de Animales de Compañía, donde visitó un expositor de la asociación de perros abandonados.

El amor de la Reina por los animales la ha llevado a evitar los alimentos que contienen carne y es casi vegetariana: «Adoro a los animales. Qué le voy a hacer», comentó Doña Sofía a un reducido grupo de periodistas durante una conversación informal. «Como, sobre todo, verduras y pescado. En casa, sólo verduras, lácteos y huevos. Desde pequeña he rechazado la carne. No es necesario matar animales», agregó.

Relató entonces Doña Sofía que «en mi familia siempre ha habido perros» y que «un día se asomó una gata por una ventana de uno de los pabellones de Zarzuela, abrí la puerta, entró y me adoptó (risas). Después tuvo gatitos y ahora están ya todos esterilizados y tranquilos». También contó la Reina que en Zarzuela hay un cementerio de mascotas, «con la foto de cada uno encima de su tumba», y que el Rey tiene dos perros de caza.