El Rey Felipe y la Reina Leticia con el presidente de China, Xi Jinping y su mujer Peng Liyuan
El Rey Felipe y la Reina Leticia con el presidente de China, Xi Jinping y su mujer Peng Liyuan - Reuters

El Rey recibe al presidente de China en su primera visita de Estado en trece años

Tras la cena privada de anoche, los Reyes le ofrecen hoy una de gala en el Palacio Real

MadridActualizado:

Con un encuentro con el Rey en el Palacio de La Zarzuela, Xi Jinping empezó anoche su visita de Estado, la primera de un presidente chino a España desde hace trece años. La visita, que obedece a una invitación de Don Felipe y coincide con el 45 aniversario de las relaciones diplomáticas entre los dos países, estará marcada por la defensa del libre comercio que comparten España y China frente a las tendencias proteccionistas.

Tras el encuentro de los dos jefes de Estado, al que se sumaron los titulares de Exteriores de ambos países, Don Felipe y Doña Letizia ofrecieron una cena privada en su residencia a Xi Jinping y a su esposa, Peng Liyuan, una soprano de música folclórica de 56 años que ya era famosa en su país antes de que lo fuera su marido.

Precisamente, uno de los regalos que el matrimonio chino hizo a sus anfitriones fue un disco con canciones interpretadas por la primera dama, mientras que los Reyes les obsequiaron con un balón de fútbol firmado por la Selección Española y la camiseta oficial.

Así empezó la séptima visita de Estado del reinado de Don Felipe, la primera de un presidente asiático y la primera también con Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

Después del encuentro y de la cena privada de anoche, los Reyes recibirán hoy al mandatario chino con honores en una ceremonia de bienvenida que se celebrará en el Patio de la Armería del Palacio Real. Tras el recibimiento, la Reina acompañará a su invitada a visitar el Teatro Real, y el presidente chino emprenderá una intensa agenda que incluirá una reunión con Pedro Sánchez en La Moncloa, un encuentro empresarial, visitas al Senado, donde pronunciará un discurso en el antiguo salón de sesiones, y al Ayuntamiento, donde recibirá las llaves de la ciudad, y la cena de gala que los Reyes ofrecerán esta noche en honor de sus invitados en el Palacio Real.

Sánchez vuelve a Palacio

A la cena está previsto que asista el presidente del Gobierno acompañado de su esposa, Begoña Gómez. Será la primera vez que ambos regresen juntos a Palacio tras la mala experiencia de la Fiesta Nacional, cuando intentaron quedarse a saludar junto a los Reyes al resto de los invitados. Esta noche el protocolo les asignará un lugar de honor durante la cena, pues el presidente del Gobierno se sienta a la izquierda de la Reina y su esposa, a la izquierda del Rey.

En La Moncloa, tras firmar en el libro de honor, Xi Jinping y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantendrán un breve encuentro que precederá a una reunión de trabajo de ambas delegaciones. Antes del almuerzo oficial que Sánchez ofrecerá en honor del presidente de la Republica Popular China se procederá a una de las partes más importante: la firma de acuerdos comerciales e institucionales en presencia de ambos mandatarios. En total serán 18 acuerdos de cooperación los que se rubriquen hoy.

Tras la rúbrica de estos acuerdos se producirá un encuentro del presidente del Gobierno y del presidente de la República Popular China con miembros del Consejo Asesor Empresarial España-China, y esta será la primera reunión de este ente desde su constitución en 2015.

Entre estos acuerdos desde el Gobierno hacen especial hincapié en la firma de dos protocolos de exportación de la uva de mesa española y de la carne de porcino. «Abre grandísimas posibilidades a la industria española en un mercado de 1.400 millones de habitantes». Se le otorga mucha importancia a la visita en el Gobierno subrayando que «hace 13 años que un mandatario chino no visitaba España», destacando además que es su primera visita a España tras ser reelegido como líder. Desde el Gobierno están muy esperanzados en que esta visita sirva para «renovar y reforzar» las relaciones entre ambos países y se espera que «arroje muchos resultados y muy concretos en el ámbito político y comercial».

La filosofía de esta visita y de los acuerdos que se firmarán tienen más de «facilitar» la presencia y las «operaciones» de España y sus empresas en China y no tanto en un plan de inversiones del gigante asiático en España.