La Policía francesa empaqueta parte del armamento facilitado por ETA - AFP

El Gobierno: «El desarme de ETA es una operación mediática para disimular su derrota»

Los partidos políticos reaccionan al gesto de la banda terrorista de este sábado en Bayona

Actualizado:

El Gobierno de España ha anunciado este sábado que no hará ninguna valoración sobre el desarme de ETA hasta que este haya sido analizado por las autoridades y la justicia francesa. En un comunicado, el Ejecutivo ha expresado que «la actuación llevada a cabo hoy por la banda terrorista no es más que la consecuencia de su derrota definitiva por la democracia española, con las armas de la Ley, la unidad política y la cooperación internacional, así como por la eficacia y entrega de los Cuerpos y fuerzas de la seguridad del Estado».

Además, el Gobierno insiste en que ETA no debe esperar ningún trato a favor por su parte ni la impunidad, pues su posición cotinúa siendo la misma. «ETA está operativamente derrotada, sin futuro y con sus dirigentes en prisión. La única respuesta lógica a esta situación es anunciar su disolución definitiva, pedir perdón a sus víctimas y desaparecer, en vez de montar operaciones mediáticas para disimular su derrota e intentar sacar un rédito político de la misma», ha expresado. En este sentido, el Ejecutivo ha asegurado que seguirá velando por «el respeto y el homenaje a las víctimas del terrorismo».

Por su parte, la parlamentaria del PP vasco Laura Garrido ha asegurado que «lo importante del día de hoy» es que se asiste a una «derrota de ETA en toda regla» y ha afirmado que ha sido posible por la «aplicación de la ley», la «labor incansable» de las Fuerzas de Seguridad del Estado y «la unidad de los demócratas».

En declaraciones a Radio Euskadi, Garrido ha manifestado que todo ello posibilitó que ETA estuviera en «una absoluta debilidad», que le llevó hace cinco años a anunciar el cese de la actividad terrorista.

«Hoy ha anunciado su desarme, veremos cómo se verifica ese desarme y esperemos que, más pronto que tarde, anuncie su disolución incondicional e inmediata, que es lo que le reclama la sociedad vasca», ha añadido.

El presidente de los populares vascos, Borja Sémper, se ha pronunciado al respecto a través de Twitter. «Tras la parafernalia e intento de maquillaje, la realidad es que ETA "se va" derrotada dejando un reguero de dolor, eso deja», ha publicado.

«No merece contrapartida»

Por su parte, el portavoz adjunto del PSE en el Parlamento Vasco, Eneko Andueza, ha considerado que el desarme es «positivo, como un paso previo a su desaparición» pero también ha comentado que el paso dado por la banda terrorista «no merece contrapartida alguna».

Para el portavoz socialista vasco, la entrega de las armas constituye «un hecho positivo, que debe contribuir a la consolidación de la paz y de una convivencia asentada sobre la pluralidad. Por esa razón hemos participado como partido en todas las iniciativas que pueden contribuir a la construcción de una Euskadi más libre, a una convivencia plural y a preservar el honor y la memoria de las víctimas».

En la línea del PSE se encuentra el PSOE. En concreto, el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha rechazado considerar el desarme como un momento histórico para España, y ha insistido en que esta acción se tiene que producir «a cambio absolutamente de nada». La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, por su parte, ha afirmado que este desarme «ha sido la derrota de ETA a manos del estado de derecho y a manos de la democracia, por lo tanto no tenemos nada que agradecerle».

Así se ha pronunciado la jefa del Ejecutivo andaluz, en declaraciones a los periodistas, durante una visita a la Casa Hogar 'Pedro Salvador' de la Fundación Pública Andaluza para la Integración Social de Personas con Enfermedad Mental (Faisem) en Sevilla.

El lendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que el desarme «certifica que ni una sola de las víctimas provocadas por ETA debió producirse nunca». Además, ha agradecido «la altura de miras y colaboración» de los Gobiernos español, francés y navarro, y de la mancomunidad de Iparralde para haber llegado a este momento.

«El desarme de ETA está exento de cualquier épica, pero tiene un significado ético central. Certifica que ni una sola de las víctimas provocadas por ETA debió producirse nunca. Todas y cada una de las víctimas son hoy sujetos y artífices principales de este logro democrático de la sociedad, sus instituciones, la política y los derechos humanos», ha añadido.

También el secretario general del Grupo Parlamentario Ciudadanos (GPCs), Miguel Gutiérrez, ha valorado la entrega de armas como un «engaño» con el que, a su juicio, la banda terrorista estaría «intentando blanquearse». «No olvidemos que engañar a la gente es el método de trabajo de cualquier banda terrorista», ha manifestado.

«No olvidemos que engañar a la gente es el método de trabajo de cualquier banda terrorista»

A su juicio, el acto celebrado la mañana de este sábado no es más que «una escenificación ridícula» y cree que «el mal llamado proceso de paz no es más que un circo». «Seguimos sin tener garantías de su desarme completo», ha indicado.

En declaraciones a los medios este sábado, Gutiérrez ha instado a los miembros de ETA a «pedir perdón a todos los españoles y especialmente a las víctimas y a sus familiares» y ha indicado a la banda que «si quiere hacer algo realmente positivo por los españoles debería anunciar su disolución» así como «colaborar" en la resolución de los asesinatos que todavía no han sido esclarecidos. «Ojalá pronto tenga lugar el proceso de desaparición de esta banda terrorista que tanto dolor ha causado», ha expresado.

El portavoz de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, ha asegurado quees una noticia «positiva», aunque ha alertado de que la de este sábado no es una jornada para «celebrar», sino para recordar a las víctimas y para reclamar a la banda que se disuelva.

Martínez, en declaraciones a Radio Euskadi recogidas por Europa Press, ha manifestado que hay que analizar con «cautela» el proceso de entrega de las armas de ETA, ya que «todavía falta mucho por desarrollarse» en esta jornada.

Para Otegui, un día «histórico»

Po el contrario, el portavoz de EH Bildu, Arnaldo Otegui, ha dicho que es un día «histórico, para celebrar» porque ETA ha dejado de ser una «organización armada» y ha asegurado que, a partir de ahora, se abre otra fase en la que se deben «tejer complicidades» para abordar temas como el de los presos, la dispersión, las víctimas o la «desmilitarización del país», que deben estar «encima del tablero político».

Julen Arzuaga, parlamentario de EH Bildu, ha afirmado sin embargo que, tras el desarme de ETA, que ha calificado de «satisfactorio y eficaz», quedan pendientes otros tres pasos para lograr una paz «justa y definitiva» en el País Vasco, que consisten en reparar a «todas» las víctimas, resolver la situación de los presos y «desmilitarizar» el País Vasco.

El ministro francés del Interior, Matthias Fekl, ha considerado que la entrega «unilateral» por parte de ETA de las localizaciones de ocho depósitos de armas es «un gran paso», y ha tenido un mensaje de recuerdo para «todas las víctimas», en particular para los policías y los agentes de la Guardia Civil española.

Fekl, en una declaración a la prensa sin preguntas, ha explicado que agentes de las fuerzas del orden, bajo la dirección de la justicia, trabajan desde las 09.00 hora local (07.00 GMT) de hoy en esas ocho localizaciones en el departamento de los Pirineos Atlánticos (sur) para que las operaciones se lleven a cabo sin riesgo.