Mariano Rajoy, en una imagen de archivo
Mariano Rajoy, en una imagen de archivo - EFE

Reacciones a la broma de un imitador de Puigdemont a Rajoy: «Estas cosas tienen poca gracia»

PSOE: «Lo que se necesita es que esa llamada sucediera en la realidad». Ciudadanos pide no banalizar

MadridActualizado:

La broma telefónica sufrida por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que un supuesto presidente del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, no ha hecho ninguna gracia a los principales partidos políticos. PP, PSOE y Ciudadanos han coincidido en criticar que se banalice con un «tema tan serio»-

El ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, en declaraciones a los medios desde el stand de Castilla-La Mancha en la Feria Internacional de Turismo Fitur, ha dicho que «hacer bromas con este tipo de cosas tiene poca gracia», ya que las instituciones «son un asunto muy serio porque representan a los ciudadanos».

«Las instituciones tienen que trabajar por el interés común general en el marco de la legalidad y de sus competencias», ha señalado, aunque ha dicho que Rajoy «tiene la suficiente cintura y sentido del humor» como para afrontarla.

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maíllo, ha asegurado que la broma ha demostrado el estilo y la actitud dialogante de Rajoy. «Es muy fácil» hablar con Rajoy porque «es muy accesible», ha dicho, y ha hecho hincapié en que la reacción del presidente del Gobierno «ha sido muy buena, de fair play» y de «cordialidad».

Por parte del PSOE, su secretaria de Ciencia, Participación y política en Red, María González Veracruz, considera que es «raro» que se hagan «bromas» con un tema «tan serio». No obstante, la dirigente socialista ha insistido en que «tendría que haber diálogo desde hace mucho tiempo« entre los presidentes español y catalán. «Lo que se necesita es que esa llamada sucediera en la realidad», ha añadido.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha limitado a responder que algo así «le puede pasar a cualquiera».

Desde Ciudadanos, el secretario segundo de la Mesa del Congreso, Nacho Prendes, ha considerado que «se están banalizando determinadas cuestiones con demasiada alegría y un punto de irresponsabilidad».

Rajoy ha hablado este jueves en un programa de radio con un imitador que se hacía pasar por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para intentar concertar una próxima reunión entre ambos.