Rajoy pide al PP que se ponga «las pilas» y busque la «sintonía» con los ciudadanos

Los datos del último barómetro del CIS han causado una reacción fulminante en el PP. El empate técnico con el PSOE, después de todo lo que ha pasado en España, sabe definitivamente a poco en las filas

MARIANO CALLEJA. MADRID.
Actualizado:

Los datos del último barómetro del CIS han causado una reacción fulminante en el PP. El empate técnico con el PSOE, después de todo lo que ha pasado en España, sabe definitivamente a poco en las filas «populares», y su presidente, Mariano Rajoy, ha tocado a rebato. En la presentación del programa marco para las elecciones municipales y autonómicas, el líder del PP instó a su partido a «ponerse las pilas», a buscar «la sintonía con la gente» y a mostrar su alternativa de Gobierno.

Los populares consideran que su despegue definitivo para ganar a Zapatero en las próximas generales sólo se producirá cuando cale entre los ciudadanos su alternativa. Y en ello están. Rajoy dejó a un lado ayer los ataques al Gobierno socialista, aunque no faltó algún que otro dardo, y se centró en hablar del programa del PP, de los asuntos «que preocupan a la gente», esto es, la seguridad, la inmigración, la hipoteca o los impuestos, entre otros. En total, son 680 propuestas muy concretas que el PP ofrecerá a los ciudadanos para los comicios del 27 de mayo.

«Aquí no hay críticas, hay moderación, sentido común, imaginación y, sobre todo, políticas de libertad», aseguró Rajoy, quien remarcó que el PP es «el centro político de este país y este programa lo demuestra con ideas». La cúpula del PP, con protagonismo especial para Soraya Sáenz de Santamaría por su trabajo en el programa, acudió al acto de precampaña en la Casa de Campo para apoyar a su líder, aunque fue muy comentada la ausencia de Eduardo Zaplana.

El mandato de Rajoy a su partido quedó claro desde un principio para que el PP dé el salto y consiga distanciarse de los socialistas: «Quiero que el Partido Popular esté en sintonía con los españoles. Quiero que los ciudadanos nos vean como la alternativa que esperan. Quiero que nuestro partido lidere los cambios de modernidad que requiere España. Quiero innovación e ilusión, optimismo y ganas, muchas ganas de crear, sumar y progresar».

El líder del PP dio otra instrucción a los suyos, para no errar en las prioridades: «No podemos enredarnos en debates y polémicas que sólo interesan a quien las promueve. No podemos estar meses discutiendo sobre estatutos que luego se aprueban por los pelos y sin ilusión». Las prioridades, para Rajoy, «no son mirar hacia atrás, regodearse en el pasado ni dividir a los españoles. Son las que marcan la agenda del siglo XXI».

Pero Rajoy no sólo se dirigió a los suyos. También tuvo un mensaje para todos aquellos que un día votaron al PP y luego se alejaron, los que nunca le han votado, pero acuden a las urnas sin prejuicios, que no son del PSOE ni del PP, ni de otra fuerza política, y que no tienen ningún problema en cambiar su voto de unas elecciones a otras . Rajoy los describe así: «Son ciudadanos que huyen de las etiquetas, que creen en la democracia, sin más. Son personas con criterio propio, de gente que quiere vivir tranquila y con la seguridad de tener un futuro previsible». Pues bien, a todas estas personas se dirigió Rajoy, convencido de que la inmensa mayoría ya no confía en Zapatero, para ofrecerles la alternativa del PP.

El programa de los populares tiene tres ejes: «Una Nación en positivo», «Centrados en ti» y «Espacios para convivir». Todo con un objetivo: «Devolver a este país su sentido, focalizar nuestra energía en mejorar la vida de la gente y favorecer la convivencia».

Autonomías «fuertes»

Respecto al primero de los ejes, Rajoy hizo un alarde de patriotismo: «Nadie va a impedirnos que digamos que nos gusta España. Que nos enorgullecemos de ella». El presidente del PP animó a todos a «recuperar los años perdidos absurdamente esta legislatura». «Queremos una España en positivo. Una nación solidaria a través de autonomías fuertes y dentro de un Estado viable y eficaz».

El mensaje del segundo eje del programa, «Centrados en ti», es puramente centrista: «Somos un partido popular, el centro político de España. Se trata de centrar la política en torno a las personas, que es lo que no se ha hecho en España en estos tres últimos años».

Rajoy, que se definió como un político moderado, quiere «políticas de libertad y políticas sociales que den respuesta concreta a los problemas de la gente». «La gente -advirtió- no quiere memorias históricas, ni laicismos, ni Alianza de Civilizaciones. Quiere que le resuelvan los problemas de las personas normales».

Uno de los problemas de esas personas «normales» es la seguridad, el «gran fracaso» de los socialistas, según Rajoy. «Quiero seguridad en las calles, en las casas, en los colegios, en los municipios, en las Comunidades Autónomas y en España. La inseguridad ha sido el gran fracaso de los socialistas, que ni creen ni saben proporcionar seguridad a los españoles». El PP, señaló Rajoy, quiere más «policías en la calle, que la gente esté segura y protegida».

El programa del PP

«Una Nación en positivo»

- Estatuto del gobierno local.

- Endurecimiento de las penas de los delitos de corrupción.

- Lucha contra el transfuguismo, al impedir mociones de censura en ayuntamientos durante el primer y último año de mandato si no van avaladas por los dos tercios de la corporación.

«Centrados en ti»

- Red de centros bilingües gratuitos.

- Plazas gratuitas en todos los centros públicos y privados concertados en el segundo ciclo de Educación Infantil.

- Ayudas directas de «bono libro».

- Becas salarios en secundaria.

- Ayudas por nacimiento o adopción hasta alcanzar los 3.000 euros.

- Extensión de las ayudas por hijo menor de 3 años, de 100 euros mensuales, a las madres que no trabajan fuera del hogar.

- Reducción de tiempos de espera quirúrgica y diagnóstica.

- Acceso rápido a los servicios de urgencia (máx. de 30 minutos).

- Plan de salud bucodental.

- Incremento de un 7 por ciento de las plazas reservadas de empleo público a los discapacitados.

- Se duplica el tiempo de excedencia del padre que se acoja al permiso de paternidad.

«Rebaja de impuestos»

- Rebaja de un punto en el tramo autonómico del IRPF.

- Deducción mínima de 500 euros por nacimiento o adopción de niños.

- Deducción mínima de 300 euros por familia numerosa.

- Gasto de guardería: deducción de un mínimo del 30 por ciento de las cantidades satisfechas por el contribuyente por cuidado de hijos menores de 3 años.

- Deducción mínima de 600 euros por contribuyente discapacitado de 65 o más años que necesite ayuda de una tercera persona.

- Avances hacia la desaparición del impuesto sobre sucesiones y donaciones, como la reducción del 99 por ciento de la base imponible por la adquisición de la vivienda habitual en línea directa.

«Espacios para convivir»

- Reducción del impuesto de matriculación y circulación para vehículos ecológicos.

- Ampliación de espacios para peatones.

- Reserva entre el 25 y el 50 por ciento del suelo para vivienda protegida.

- Hipoteca joven e Hipoteca familia, para menores de 35 años y familias numerosas.

- Acceso universal a la banda ancha en internet.