El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el debate sobre la moción de censura presentada por Podemos - AFP

Rajoy: «Es una moción pintoresca, chusca, contra la estabilidad de España»

El presidente del Gobierno ridiculiza los «excesos» del discurso de Irene Montero y asegura que «para perder cualquier candidato vale, hasta el señor Iglesias»

«Nada es como cuentan. Ustedes pintan una España negra, que es la única que les sirve para hacer política»

MadridActualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha tomado la palabra en el debate de la moción de censura presentada por Podemos para replicar a Irene Montero, lo que ha hecho que el candidato, Pablo Iglesias, no haya tomado la palabra hasta las 12.20 de la mañana, más de tres horas después de iniciarse el debate y solo después de Rajoy. Al anunciar que subía a la tribuna de oradores, los diputados del PP han aplaudido a Rajoy con fuerza tras la bronca y larguísima intervención de la portavoz de Podemos. Rajoy ha calificado de parodia y espectáculo la moción de censura. «Para perder, cualquier candidato vale, hasta usted», le ha dicho a Iglesias.

«Nada es como usted lo cuenta, que pinta una España negra porque es la única que les sirve a ustedes para hacer política. El trampantojo que nos ha presentado no resiste ninguna comparación con la realidad, se mire por donde se mire», ha afirmado Rajoy en su intervención, que ha durado 45 minutos, frente a las más de dos horas iniciales de Montero.

«Es una moción pintoresca, por no decir chusca, se anuncia sin candidato, renuncia a sus objetivos y censura a un Gobierno recién nacido. Una parodia de censura, contra el Gobierno, el PP o contra la burguesía planetaria», ha señalado. Según Rajoy, Podemos necesita las malas noticias como el comer, «y si no las hay, da igual porque las fabrican, ¿verdad que sí?». Según Rajoy, Podemos necesita que las cosas no vayan bien, porque si no, no existen.

«España gana y ustedes pierden»

«Personalmente no me molesta su moción, ni siquiera creo ser su auténtico objetivo. Es una moción contra la estabilidad de España y contra quienes contribuyen a hacerla posible. Su anunciado fracaso es la mejor noticia. España gana y ustedes pierden», ha subrayado Rajoy, quien ha lanzado otro dardo a Podemos: «A ustedes cuanto más se les conoce menos se les vota».

Rajoy ha comenzado con ironía, y ha agradecido a Irene Montero sus «fraternales» palabras con él y con el Gobierno, su moderación, la templanza y la mesura con la que ha hablado la portavoz de Podemos. «No acompañaré a la señora Montero en su estilo e intentaré introducir algo de racionalidad en el debate».

El presidente del Gobierno ha admitido que se sorprendió cuando se anunció la moción de censura, porque no tenían ni candidato, y llegaron a pensar incluso en Pedro Sánchez, «tal era la confianza de los firmantes» en Pablo Iglesias. «Lo importante era sacar al Partido Popular del Gobierno. Todo lo demás era secundario. Es como si ustedes en un barco deciden eliminar al capitán porque no les gusta. Y les da igual a quién ponen. ¿Cómo garantizan que no vamos a pique?». Su única pretensión, ha subrayado, era dar espectáculo. «Para perder cualquier candidato vale, incluso usted, señor Iglesias».

La segunda sorpresa, según Rajoy, fue que se advirtió que no iba en serio, que no se pretendía cambiar al Gobierno. «Una moción que atiende al deber moral de sacar de las instituciones al PP, pero se conforma con no sacarlo». Desde el mismo día que se presentó, ha recordado, se sabe que no tenía apoyos para salir adelante.

Como no tienen apoyos aquí, los buscan en la calle. «Señores firmantes, lo que ustedes buscan poco tiene que ver con la moción de censura y nada con esta Cámara». La tercera sorpresa nace, según Rajoy, en que la moción se presenta a un Gobierno que tiene siete meses de vida, y no ha tenido tiempo de llevar a cabo las «tropelías» que ustedes la atribuyen.

«El exceso es el veneno de la razón», ha comentado Rajoy, citando a Quevedo. «La catarata de calamidades que me adjudican es de una exuberancia notables, y dice mucho más de sus urgencias e impaciencia que de mi labor».

«Es una parodia de censura, una moción de fogueo, que no se sabe si es contra el Gobierno, el PP, contra el universo, el mundo o contra todos a la vez», ha subrayado Rajoy, que ha llamado «espectáculo» a la moción.

La corrupción

Sobre la corrupción, Rajoy ha afirmado que los escándalos existen y preocupan, pero «eso no significa que la corrupción se multiplique ni asistimos a una trama de poder que quiere atrincherarse para el saqueo político». Rajoy ha subrayado que España no es un país corrupto, y aquí se persigue esa lacra: «En algunos países que ustedes conocen muy bien, no», ha lanzado

«En España hay corruptos», ha señalado el presidente, pero ha añadido que tan dañina es la corrupción como los que pretenden condenar sin pruebas y se saltan la presunción de inocencia. «A usted no le interesa ninguna verdad si no sirve para atacar al PP». Rajoy ha insistido en que cuando no se respeta la presunción de inocencia, los «niveles de infamia son máximos».

«Usted no debería condenar a nadie por hechos no probados. Las sentencias yo las acato, los periódicos los leo y las habladurías las desprecio», ha sentenciado.

El presidente ha rechazado que el Gobierno presione a la Fiscalía ni a las instituciones. «Son ustedes los que quieren influir desde la tribuna que les ofrece esta Cámara en el funcionamiento de las instituciones», ha acusado Rajoy a Podemos.

«Cumplo las leyes, otra cosa es que no les gusta lo que yo hago, lo que me indica que voy por el buen camino». De nuevo, sin mencionar a Venezuela, ha señalado que en otros países donde han trabajado como asesores miembros de Podemos no ocurre lo mismo. «En ninguno de esos paraísos asesorados por ustedes se presentan mociones de censura. Deberían inspirarse más en Montesquieu y menos en Torquemada».

Frente a las «calamidades»

Rajoy se ha detenido en la situación económica para rebatir las «calamidades» que había presentado Montero. El presidente se siente cómodo al relatar todos los datos que demuestran que España está a la cabeza de Europa: «¿De qué España habla usted, señora Montero?», se ha preguntado. Para frenar el «desasosiego» de la portavoz populista, Rajoy ha dado un aluvión de datos de todo tipo, con detenimiento, sin prisas, mientras los diputados de Podemos tenían que escuchar cómo ha bajado el paro, ha crecido el empleo también entre las mujeres, ha bajado el indicador de pobreza y la desigualdad. Ningún Gobierno de la democracia, ha resaltado, ha obtenido unos resultados mejores.

Todos los ministros han estado presentes durante el debate, y han intervenido a través de las redes sociales, a través de comentarios en Twitter, como este de Rafael Catalá, el ministro de Justicia:

También Mariano Rajoy «abrió» el debate con un tuit: