Rajoy, este viernes, en la rueda de prensa ofrecida tras la reunión con el primer ministro de Italia
Rajoy, este viernes, en la rueda de prensa ofrecida tras la reunión con el primer ministro de Italia - Ángel de Antonio

Rajoy hará «un esfuerzo» con el PNV para tener «en marzo» Presupuestos

El Gobierno rechaza hoy por hoy la posibilidad de que sean prorrogados

Actualizado:

«Ha habido algunos contactos previos con el PNV, pero haremos algún esfuerzo en próximas fechas». El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dio ayer oficialmente el pistoletazo de salida a las negociaciones con los nacionalistas vascos para sacar adelante los Presupuestos de 2017. El PNV será la prioridad absoluta toda vez que el PSOE se mantiene en su rechazo absoluto a negociar las cuentas con el PP y presentará una enmienda a la totalidad al proyecto que envíe el Gobierno a la Cámara. El Ejecutivo insiste en todo caso en hablar con todos los partidos.

Aunque el Gobierno respira algo más tranquilo tras haber aprobado el techo de gasto y los objetivos de estabilidad marcados por Bruselas, Rajoy puso por primera vez fecha a la tramitación presupuestaria. «Vamos a intentar presentarlos no más tarde de finales de marzo», dijo. El líder del PP, que dirige las conversaciones preeliminares con el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, reconoció que el acuerdo aún está verde. «En este momento no hay nada cerrado», dijo desde La Moncloa, donde se reunió con el primer ministro de Italia, Paolo Gentiloni. Los nacionalistas insisten en que ni siquiera han empezado con la harina presupuestaria.

«Vamos a intentarlo»

Pese a que desde el Grupo Popular en el Congreso han dejado caer que la opción de mantener la prórroga de los Presupuestos de 2016 no se puede desdeñar, Rajoy descartó que ese sea su plan. «Es una posibilidad», dijo por la mañana en TVE su portavoz parlamentario, Rafael Hernando.

El jefe del Ejecutivo recordó que desde enero la prórroga de las cuentas del Estado se produce «automáticamente», pero ahuyentó el fantasma. «Si me dicen que va a ser ese el presupuesto, no. Vamos a intentar aprobarlo. Yo voy a intentar hablar con los partidos, dando prioridad a aquellas fuerzas que nos apoyaron en el techo de gasto», aseguró.

Como ya señaló el martes en el Foro ABC, las conversaciones están avanzadas con Ciudadanos y Coalición Canaria. «Nos faltan cinco», dijo sobre el número de apoyos que aún debe conseguir en el Congreso. «Vamos a intentar, si no es con el PSOE, con el PNV llegar a un acuerdo», señaló en ese foro. Su voluntad es volver tener «más contactos» con el líder de la gestora socialista, Javier Fernández, para hacerle recapacitar y evitar esa anunciada enmienda a la totalidad sobre las cuentas.

El ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, resumió tras el Consejo de Ministros el sentir general dentro del gabinete ante la actitud del PSOE: «No se entiende que ahora no haya una disposición a hablar y a tener unos Presupuestos Generales del Estado, cuando sí hubo un acuerdo para el techo de gasto», zanjó el portavoz y ministro de Cultura.

De manera oficial el Gobierno insiste en que tener Presupuestos es imprescindible. O al revés, no tenerlos sería una «catástrofe», como dijo Montoro en el Congreso, una afirmación que matizó después Rajoy. El presidente quiere tener unos Presupuestos, pero solo es posible aprobarlos con acuerdo. Y deben ser «viables», como precisó ayer el portavoz, que consoliden la recuperación económica, y no suponga una enmienda a la totalidad de la política del Gobierno.

Porque eso es lo que se teme el Gobierno: que una vez presentado el proyecto en el Parlamento, la oposición se una para cambiarlo de arriba abajo. El Gobierno quiere un acuerdo previo para evitar esa situación que, entonce sí, sería «catastrófica» para sus planes.