Mariano Rajoy, presidente del Gobierno de España - EFE

Rajoy garantiza trato equitativo a las CC.AA. soliviantadas tras las inversiones en Cataluña

Varios presidentes autonómicos reclaman al Gobierno que no dé privilegios a los catalanes

lA VALETA (MALTA)/ BARCELONAActualizado:

El anuncio hecho por el presidente Mariano Rajoy de que se invertirán 4.200 millones de euros en infraestructuras de Cataluñaha soliviantado a otras comunidades autónomas, que exigen al Ejecutivo un trato equitativo a todos. La queja llegó, sobre todo, de las regiones gobernadas por el PSOE, aunque también hubo «barones» del PPque advirtieron frente a los posibles «privilegios». El más explícito fue el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, quien reprochó que el paquete de inversiones anunciado el martes en Barcelona «no sea a costa de los compromisos adquiridos ya con los demás». «Me gustaría que Rajoy hiciera algo parecido con los extremeños, que somos igual de españoles que los demás», dijo Vara.

Las voces de advertencia también llegaron desde el PP. El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, dejó su aviso al Gobierno central:«Nosotros no conducimos mirando por el retrovisor o a los lados, sino de frente. Pero pedimos equidad», informa desde Valladolid Isabel Jimeno. Herrera reconoció que el corredor Mediterráneo «es inobjetable», pero recordó que también aguarda el Atlántico, que conecta con Portugal. Por eso, insistió: «No entenderíamos que ese esfuerzo –el que atañe a Cataluña– se hiciera en perjuicio de».

Desde Malta, donde hoy participa en el congreso del PP europeo, Mariano Rajoy garantizó que el equilibrio se mantendrá, sin privilegios a nadie. Y aseguró que la mejora de la economía en España permite abordar nuevas inversiones en infraestructuras en todo el país. El presidente recordó que obras como el Corredor Mediterráneo abarcan a varias comunidades, por lo que el beneficio es múltiple. Y citó otras en marcha como el tren de alta velocidad en Galicia o en el País Vasco. El PNV exige al Gobierno un impulso decisivo a cambio de su apoyo a los Presupuestos y ya ha arrancado el compromiso de Fomento de soterrar las entradas del tren a las capitales vascas. Rajoy aludió ayer a otras obras en Granada y Murcia, aunque desde la Junta se denunció un déficit de inversión.

«Inventario partidista»

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, consideró «razonable» el anuncio con Cataluña, pero advirtió de que «no se puede jugar» con las infraestructuras «a beneficio de inventario partidista». Desde Madrid, Cristina Cifuentes rechazó «envidias» entre las comunidades.

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, valoró ayer «muy positivamente» la oferta de inversión del Gobierno para Cataluña, aunque reclamó más gestos para propiciar la distensión política. «Suficiente no es suficiente, hace falta que los gestos y las actuaciones sean una secuencia permanente que vayan dejando huella en el país y en los catalanes, y eso va a llevar un tiempo», explicó. «Vale la pena que nos pongamos a trabajar en lo que es importante, que es el bienestar de los ciudadanos, y nos olvidemos de otras cosas», añadió.