Vídeo: Martínez-Maillo: «La reunión fue para todo y para nada» - ATLAS

Rajoy cenó anoche con Rivera en La Moncloa «para cuidar las relaciones»

El encuentro, al que también acudieron sus equipos negociadores, es el primero que celebran ambos dirigentes desde el acuerdo alcanzado a finales de agosto

Actualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se reunieron anoche en el Palacio de la Moncloa acompañados por los equipos negociadores que consensuaron el pacto de investidura, en una cita que ambos partidos han calificado como «informal y distendida».

La cita, la primera que celebran ambos dirigentes desde el acuerdo alcanzado a finales de agosto, no tuvo un objetivo concreto más que el encuentro en sí mismo, según fuentes populares, que han señalado que fue una «cena distendida para cuidar las relaciones». «No era para nada en concreto, pero era para todo», ha resumido el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, a su llegada a un desayuno informativo de Europa Press con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Los primeros compases del pacto entre PP y Ciudadanos no están siendo fáciles. La aritmética obliga a buscar más socios para sacar adelante los acuerdos. Y la composición parlamentaria solo deja dos vías. Y ambas colocan a los de Albert Rivera en compleja situación.

O bien se apuesta por acordar con el PNV (todavía faltan dos escaños) con lo que se atragantan mutuamente Ciudadanos y los nacionalistas o se explora la vía del PSOE. Lo que sucede es que, casi siempre, el pez grande se come al más pequeño. Y la participación del PSOE convierte a Ciudadanos en innecesario aritméticamente.

Pero en Ciudadanos aseguran que la relación entre ambos es mejor de lo que parece. Ayer Mariano Rajoy y Albert Rivera compartieron cena en Moncloa acompañados por los equipos de ambos partidos que negociaron el pacto de investidura. Lo confirman a ABC dirigentes de ambos partidos presentes en la cena.

No se ha querido desgranar todo lo que se trató en la cena, pero desde C's aseguran que «se trató de una cena de equipos negociadores que teníamos pendiente desde el final de las negociaciones de investidura».

Iba a ser un almuerzo

Fuentes del entorno del presidente también confirmaron la cena mantenida ayer en el Palacio de la Moncloa entre Rajoy y Albert Rivera, junto a los equipos negociadores del acuerdo de investidura que sellaron ambos partidos el pasado mes de agosto. Fue una cena informal y cordial, que respondía a un deseo expresado por Rajoy desde hacía tiempo. En principio iba a ser un almuerzo, pero la invitación del presidente acabó siendo una cena en La Moncloa, en las dependencias personales. Desde el Gobierno se insiste en que fue una cena más de partidos que del Ejecutivo.

Entre los asistentes a la cena, por parte del PP, se encontraban Mariano Rajoy, Álvaro Nadal, Fátima Báñez, Fernando Martínez-Maillo, Andrea Levy, Dolors Montserrat, Rafael Hernando, José Antonio Bermúdez de Castro y José Luis Ayllón. Por parte de Ciudadanos, acudieron Albert Rivera, Miguel Gutiérrez, Melisa Rodríguez, Toni Roldán, Luis Garicano, Juan Carlos Girauta, y José Manuel Villegas.

El momento en que se ha producido este encuentro es significativo, ya que el PP y el Gobierno han alcanzado distintos acuerdos con el PSOE, algo que ha podido dejar a Ciudadanos en un segundo plano. Sin embargo, Rajoy fue muy claro en su última intervención antes de fin de año, cuando subrayó que su socio preferente es Ciudadanos, con el que alcanzó un acuerdo de 150 puntos que le allanó al camino a la investidura. Mientras, los dirigentes naranjas insisten en que ellos están cómodos en el escenario actual y recuerdan que siempre defendieron sumar al PSOE. «Fuimos nosotros quienes pactamos con el PSOE y por entonces al PP aquello le parecía una cosa terrible».

Desde el Gobierno se mantiene que aquel acuerdo sigue siendo el punto de partida válido para las iniciativas que el presidente tiene en su agenda, como puede ser la de modificar la reforma laboral, para tratar de atraerse al Partido Socialista. Los puntos principales de esa modificación están ya recogidos en el acuerdo del PP y Ciudadanos.

Con la cena de ayer, Rajoy ha buscado así el acercamiento a Ciudadanos y a Rivera, para escenificar la relación preferencia que quiere mantener con este partido, y para lograr un mayor acercamiento parlamentarios. En el Congreso no solo es el PP el que ha podido molestar a Ciudadanos por lo que podía parecer una aproximación mayor al PSOE. Al revés también ha habido agravios cuando Ciudadanos ha votado en distintas ocasiones en contra del Gobierno y de reformas aprobadas por el Ejecutivo de Rajoy.