Mariano Rajoy en el Senado - efe

Rajoy: «Nadie me ha pedido un referéndum y no tengo capacidad para autorizarlo»

El presidente del Gobierno advierte a los nacionalistas catalanes que no pueden incitarle a incumplir la Ley y reprocha a Mas que convoque elecciones anticipadas

españa Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido a CiU que él no tiene «capacidad para autorizar un referéndum» y que quien puede hacerlo son las Cortes, y ha añadido que, además, «nadie» se lo ha pedido.

Rajoy ha respondido así en la sesión de control en el Senado a una pregunta de la senadora de CiU, Monserrat Candini. Pero no ha sido ésta la única pregunta a la que ha tenido que enfrentarse sobre el desafío soberanista, ya que el expresidente de la Generalitat y senador del PSC, José Montilla, también le ha interpelado sobre su balance de la política autonómica y el modelo teritorial de su Gobierno.

La senadora nacionalista no se interesaba específicamente sobre Cataluña, sino que su pregunta se refería exactamente a su valoración «del acuerdo alcanzado entre los Gobiernos del Reino Unido y Escocia para celebrar un referéndum sobre la independencia de Escocia en 2012».

Rajoy ha respondido a la senadora de CiU que Artur Mas no le pidió un referéndum cuando se entrevistaron en el Palacio de la Moncloa: «A mí me dijo que tenía que aceptar un concierto económico y que si no lo aceptaba tendría consecuencias. Después me enteré por los medios de que iba a disolver el Parlamento y a celebrar un referéndum, sea legal o no. A partír de ahí es muy difícil construir algo». En este sentido, insistió en que está «obligado a cumplir la Ley». «No me pidan que incumpla la ley porque no lo voy a hacer», ha advertido.

El presidente ha subrayado que Mas, con su decisión de convocar elecciones anticipadas, «ha transmitido una sensación de huida». «Hay que asumir las responsabilidades y no buscar el enemigo en el exterior para que ahora no se hable de mí», ha dicho el presidente del Gobierno, quien ha advertido de que «no hay que multiplicar los problemas sin solucionar ninguno porque no conduce a nada nuevo».

Además, Rajoy se ha mostrado dispuesto a «dialogar, hablar y escuchar» porque es «lo sensato, lo serio y lo razonable».